Washington suspenderá la ayuda no letal a la oposición en el norte de Siria debido a los enfrentamientos entre los rebeldes, dijo el miércoles un funcionario diplomático estadounidense en la capital turca.

Días atrás, combatientes del Frente Islámico, que abarca a seis agrupaciones rebeldes, tomó bases y almacenes del Ejército Libre Sirio, respaldado por las potencias occidentales, en el cruce de Bab al-Hawa entre Siria y Turquía.

La fuente, que habló bajo la condición de no ser identificada, dijo que la decisión no afecta a la ayuda humanitaria.

No estaba claro por qué el Frente Islámico tomó las bases. La nueva alianza, que es independiente del ELS, aspira a instaurar un estado islámico en Siria.

Hace unas semanas, el Gobierno anunció que se hará finalmente cargo de la destrucción de las sustancias químicas más peligrosas del arsenal sirio, un proceso que llevará a cabo a bordo de un buque, según anunció este sábado la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Esas sustancias deben salir de Siria antes de fin de año, de acuerdo con el plan pactado entre los miembros de la organización con sede en La Haya.