Detenido el opositor ruso Navalny antes de una protesta

La policía detuvo el viernes al líder opositor Alexei Navalny antes de una marcha en una importante ciudad rusa.Navalny compartió un video en su cuenta de Instagram en el que dijo que había agentes...

La policía detuvo el viernes al líder opositor Alexei Navalny antes de una marcha en una importante ciudad rusa.

Navalny compartió un video en su cuenta de Instagram en el que dijo que había agentes ante su casa pidiéndole que fuera a una comisaría. Más tarde tuiteó desde la oficina de policía, indicando que no le habían dicho por qué estaba detenido.

El opositor había anunciado sus planes de viajar a la ciudad de Nizhny Novgorod para liderar una manifestación más tarde el viernes.

Navalny, rival del Kremlin y quizá el político opositor más popular del país, inspiró un movimiento de bases en algunas regiones rusas en apoyo a su candidatura tras anunciar el año pasado que aspiraría a la presidencia de Rusia.

Navalny fue detenido por fomentar marchas no autorizadas, según dijo la policía en declaraciones citadas por la agencia de noticias de Tass.

La marcha en Nizhny Novgorod, sin embargo, había sido autorizada por el Ayuntamiento.

Los colaboradores de Navalny, entre tanto, reportaron que la policía había confiscado su equipo, que ya estaba instalado en una plaza de la ciudad antes de la marcha.

“El Kremlin ve mis encuentros con votantes como una enorme amenaza e incluso un insulto”, tuiteó Navalny. “Llevaban mucho tiempo diciendo que la oposición no tiene apoyo en las regiones, y ahora les duele incluso ver nuestras manifestaciones”.

También grabó y difundió un video desde la comisaría en el que pidió a sus seguidores en Nizhny Novgorod fueran a la marcha aunque él no consiguiera llegar.

El Kremlin ha tachado al líder opositor, que ha pasado varias veces por la cárcel y por juicios penales, como un urbanita desconectado con la gente que vive en el resto del enorme territorio de Rusia, que abarca 11 zonas horarias y de donde el presidente, Vladimir Putin, obtiene su apoyo. Eso empezó a cambiar este año cuando Navalny abrió oficinas de campaña en 80 ciudades y pueblos, la mayoría de los cuales no habían tenido vida política en meses, atrayendo a miles de seguidores.