El biólogo estadounidense Randy W. Schekman ha levantado una polémica en el mundo académico al atacar directamente a las grandes revistas científicas, como Nature, Cell y Science y afirmar que no publicará más en ellas, según publicaba el diario The Guardian.

Según el premio Nobel de Medicina 2013 las revistas imponen una presión a los investigadores que les lleva a centrarse en temas científicos "de moda" en lugar de volcarse con temas que sí tendrían verdadera relevancia en sus campos de investigación.

Schekman acusa además a los editores y directores de las publicaciones de no ser científicos y por lo tanto, de guiarse únicamente por criterios editoriales, sensacionalistas o de audiencia a la hora de publicar unos estudios u otros.

La ciencia debe romper la tiranía de las revistas de lujo En un artículo publicado en The Guardian tan solo unos días después de recoger su premio Nobel, el biólogo dice que ha "publicado en las grandes marcas, incluidos los estudios que me valieron un premio Nobel. Pero ya no". 

Acusó además a las revistas científicas más importantes de estar demasiado pendientes del impacto que tienen en Internet sus artículos, así como el número de comentarios que generan lo que también podría distorsionar el criterio de las revistas.

"Al igual que los diseñadores de moda que crean bolsos de edición limitada, las revistas saben que la escasez de publicaciones alimenta la demanda, por lo que reducen artificialmente el número de trabajos que aceptan", denunciaba también el científico.

"La ciencia debe romper la tiranía de las revistas de lujo", afirmó Schekman, que es además el el editor de eLIFE , una revista online donde los artículos presentados son discutidos por científicos y que publica en abierto los estudios.

Por su parte, representantes de Nature, Cience y Cell se defendiendo asegurando que llevan décadas (en el caso de Nature se fundó hace 140 años) apoyando a autores y científicos en la difusión de sus trabajos, contribuyendo a incrementar el valor de los mismos y la atención de la sociedad sobre la ciencia. Además, recalcan que son medios de comunicación sometidos a costes que tienen que cubrir, por lo que deben tomar decisiones que afectan a su continuidad.