El Senado de Uruguay aprobó el martes una polémica ley que crea y regula el mercado de la marihuana, lo que convertirá a Uruguay en el primer país del mundo en reglamentar el cultivo y comercio del cannabis desde su siembra a su venta al público, que se realizará en una red de farmacias.

Los votos de la bancada oficialista permitieron su aprobación La ley, que permitirá que cada uruguayo mayor de 18 años compre 40 gramos de marihuana por mes, fue aprobada en el Senado por 16 votos contra 13, con los votos de la bancada oficialista del gobernante Frente Amplio. Los senadores de los opositores partidos Nacional y Colorado votaron en contra.

La ley ya había sido aprobada por la Cámara de Diputados en julio y por lo tanto ha quedado sancionada.

La sesión, que comenzó a las 10:00 horas, culminó casi 13 horas más tarde con un resultado que se anticipaba, gracias a que el oficialismo contaba con la mayoría necesaria para avalar un proyecto que se aparta de la política global de drogas impuesta desde el siglo pasado.