La policía siguió y dio el alto al coche de Cristiano Ronaldo después de que el jugador del Real Madrid estuviese a punto de atropellar a un fotógrafo a la salida de un conocido restaurante de Madrid (España), según publica Vanitatis.com.

Al parecer, al salir de cenar varios fotógrafos esperaban a Ronaldo para fotografiarle. Uno de ellos se situó frente al vehículo del delantero, que no dudó en acelerar a pesar de poner en peligro la integridad del fotógrafo, que pudo esquivar el coche.

Ronaldo iba a buena velocidad por la calle Velázquez Tras el incidente, el jugador no dudó en pisar el acelerador, sin reparar en que una patrulla de la policía se encontraba en las inmediaciones, y además de presenciar el acelerón frente al fotógrafo, le estaba siguiendo.

Como además, según publica el citado medio, Ronaldo iba a buena velocidad por la calle Velázquez, la policía decidió darle el alto y tramitar la consiguiente multa, que podría suponer retirada de puntos, además de la sanción económica.

Aún no se sabe si el fotógrafo que protagonizó la escaramuza está dispuesto a denunciar al futbolista, tal y como le recomendaron los agentes de policía, que además se ofrecieron para acudir como testigos en caso de que se celebrara el juicio.