Un par de precedentes podrían ayudar a Bob Menéndez

La anulación de una condena de otro político en un caso de corrupción podría afectar el juicio del senador Bob Meléndez, que enfrenta la misma acusación.Un tribunal federal de apelaciones de Nueva...

La anulación de una condena de otro político en un caso de corrupción podría afectar el juicio del senador Bob Meléndez, que enfrenta la misma acusación.

Un tribunal federal de apelaciones de Nueva York anuló el martes la condena en el 2015 del ex líder del Senado estatal Dean Skelos. El mismo juzgado anuló hace dos meses la condena del ex presidente de la Asamblea Legislativa estatal neoyorquina Sheldon Silver en otro caso de corrupción.

En ambos casos, el tribunal aludió al dictamen de la Corte Suprema del 2016 en torno al juicio del ex gobernador de Virginia Bob McDonnell, en el que se modificó la definición de lo que constituye un acto de corrupción por parte de un funcionario público.

Basado en lo que sucedió con McDonnell, Menéndez ha dicho que su juicio por fraude y cobro de sobornos debe ser desestimado.

___

CASOS DISTINTOS, CON PUNTOS EN COMÚN

McDonnell fue condenado en el 2014 por haber aceptado más de 165.000 dólares en regalos y préstamos de un acaudalado empresario a cambio de promover un complemento para dietas organizando un lanzamiento del producto y asistiendo a otros eventos.

Silver fue condenado en el 2015 por haber recibido 4 millones de dólares en coimas de parte de empresarios de bienes raíces y de una firma que busca una cura al cáncer a cambio de que usase su influencia política para beneficiarlos.

Un jurado condenó a Skelos el mismo año por presionar a tres firmas a que pagasen unos 300.000 dólares a un hijo suyo por su trabajo como consultor. El hijo, Adam Skelos, no se presentaba al trabajo y percibía 20.000 dólares. Él también fue condenado.

Menéndez está siendo juzgado acusado de usar su influencia política en favor de un médico oculista de la Florida, Salomon Melgen, un viejo amigo que le pagó estadías en lujosos hoteles y le permitió viajar en su avión privado.

___

LO QUE DIJO LA CORTE SUPREMA

Al anular por unanimidad la condena de McDonnell, la Corte Suprema dijo que las instrucciones de lo que constituyen “actividades oficiales” son tan amplias que pueden incluir casi cualquier acción que emprenda un político que desempeña un cargo público.

“Arreglar una reunión, hablar con otro funcionario y organizar un evento (o aceptar hacerlo) no encajan en la definición de un acto oficial”, expresó el presidente de la Corte John Roberts.

Al anular las condenas de Silver y Skelos, un tribunal de apelaciones de Nueva York dijo que las instrucciones que se dieron al jurado fueron erradas.

___

LO QUE DICE MENÉNDEZ

En su pedido de que se desestimen las acusaciones, hecho en julio, los abogados de Menéndez dijeron que sus encuentros y sus tratos con figuras del poder ejecutivo no pueden ser consideradas actos oficiales según los parámetros fijados en el fallo del caso de McDonnell.

Agregaron que el fallo del caso de McDonnell hace que los fiscales se vean obligados a demostrar que un funcionario público aceptó desempeñar una actividad oficial en el momento del supuesto acuerdo para recibir sobornos, algo que jamás sucedió entre Menéndez y Melgen, según afirman.

Acotan asimismo que el fallo en el caso de McDonnell elimina el concepto de flujo de beneficios, según el cual la iniciativa llevada a cabo a cambio de la supuesta coima “no está definida en el momento del presunto acto de corrupción, que se producirá en el futuro, a medida que se presentan las ‘oportunidades’”.

___

LO QUE DICE EL GOBIERNO

En respuesta a la moción de Menéndez, los fiscales aducen que el fallo del caso McDonnell “no invalida y ni siquiera debilita la teoría bien fundamentada de sobornos mediante un flujo de beneficios”.

Señalaron que el fallo no dice que presionar a otro funcionario público para que desempeñe una actividad oficial constituye una actividad oficial según los estatutos sobre sobornos. Eso es lo que los fiscales alegan que hizo Menéndez cuando se reunió con o contactó a funcionarios del poder ejecutivo, supuestamente para presionar a favor de los intereses comerciales de Melgen.

“La posición de Menéndez es que no estaba en condiciones de reunirse en forma oficial con funcionarios del poder ejecutivo, pero los fiscales hicieron un gran trabajo al argüir que ‘eso no es lo que dice el fallo de McDonnell’”, comentó una ex fiscal adjunta de Nueva Jersey. “Si te extralimitas de las facultades de tu esfera oficial pero presionas a alguien, eso tiene que ser ilegal, y puede serlo de acuerdo con el fallo McDonnell”.

___

David Porter está en https://www.twitter.com/DavidPorter_AP