México: Daños por sismo podrían superar los 2.000 mdd

Los daños causados por los dos grandes terremotos que se registraron este mes en México podrían superar los 38.100 millones de pesos (2.000 millones de dólares), dijo el miércoles el presidente...

Los daños causados por los dos grandes terremotos que se registraron este mes en México podrían superar los 38.100 millones de pesos (2.000 millones de dólares), dijo el miércoles el presidente Enrique Peña Nieto.

El mandatario recalcó que las evaluaciones de daños continúan, especialmente en la Ciudad de México. Pero los estimados preliminares indican que la reparación y reconstrucción de escuelas en varios estados y la capital son de casi 13.600 millones de pesos (750 millones de dólares).

La reparación y reconstrucción de casas se aproxima a los 10.000 millones de pesos (550 millones de dólares). Y los daños en sitios culturales podrían alcanzar los 8.000 millones de pesos (440 millones de dólares).

El gobierno realiza transferencias electrónicas directas a las víctimas del sismo de magnitud 8,1 y las réplicas registradas en los estados de Chiapas y Oaxaca, por un aproximado de 6.500 millones de pesos (356 millones de dólares), para que puedan comenzar a reparar sus viviendas.

“Yo espero que Año Nuevo nos permita tener también un México nuevo, reconstruido y en condiciones de normalidad”, dijo el mandatario.

La cifra de muertos derivada del terremoto de la semana pasada se elevó a 338 en todo el país, según informaron el miércoles las autoridades mexicanas.

El director nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, dijo por Twitter que los muertos incluyen 199 en la Ciudad de México.

Señaló que también murieron 74 en Morelos, 45 en Puebla, 13 en el Estado de México, seis en Guerrero y uno en Oaxaca.

El sismo del 19 de septiembre, de magnitud de 7,1, derribó al menos 38 edificios en la capital, y en algunos lugares continuaban las operaciones de búsqueda y rescate.

Menos de dos semanas antes, un terremoto de magnitud 8,1 frente a la costa del Pacífico, que afectó particularmente a los estados de Chiapas y Oaxaca, dejó un centenar de muertos.