Houston: demanda por retraso en investigar violaciones

Mujeres y menores cuyas pruebas de violación quedaron olvidadas en depósitos del Departamento de Policía de Houston han presentado una demanda colectiva contra las autoridades, al alegar que la...

Mujeres y menores cuyas pruebas de violación quedaron olvidadas en depósitos del Departamento de Policía de Houston han presentado una demanda colectiva contra las autoridades, al alegar que la demora atenta contra sus denuncias y permite a los acusados de violación permanecer en libertad.

En la denuncia presentada el domingo, la demandante Dejenay Beckwith dijo que si se hubiera reconocido a tiempo las pruebas anteriores presentadas contra su agresor, tal vez no hubiese sufrido una violación en 2011.

El arresto fue realizado apenas en 2016, cuando por fin se reconocieron las pruebas de violación de Bekwith y se las cotejó con el ADN de su agresor, David Lee Cooper.

A fines de 2016, Cooper se declaró culpable de la violación de una menor en 2002, otra violación en 2009 y la de Beckwith en 2011.

La policía de Houston descubrió un gran depósito de unas 6.600 pruebas de violación _algunas de las cuales se remontaban a la década de 1980_ al preparar la transferencia de materiales a un nuevo depósito.

Las pruebas son muestras de ADN y de otro tipo recogidas por médicos forenses inmediatamente después de un ataque. Los expertos dicen que es crucial reconocerlas rápidamente y compararlas con las bases de datos federales de ADN porque prácticamente la mitad de los agresores sexuales son violadores seriales que suelen desplazarse.

“Al reconocer las pruebas, no solo se obtiene información sobre el caso denunciado en ese momento”, dijo Chris Kaiser, asesor legal de la Asociación Texana Contra la Agresión Sexual. “Uno obtiene pautas de ADN que coteja con las de desconocidos cuyo ADN está en la base de datos desde hace años”.

La demanda en Houston pide compensación por un monto no especificado para las víctimas y juicio con jurado.