UE: Agencia policial pide leyes más duras contra cibercrimen

La agencia policial de la Unión Europea pidió el miércoles una mayor concientización y leyes más duras y específicas para enfrentar el cibercrimen luego de los recientes ataques devastadores con...

La agencia policial de la Unión Europea pidió el miércoles una mayor concientización y leyes más duras y específicas para enfrentar el cibercrimen luego de los recientes ataques devastadores con programas maliciosos y extorsionistas.

Eventos como el ataque global “WannaCry” de mayo han “elevado la amenaza del ciberdelito a un nuevo nivel”, dijo el director ejecutivo de Europol, Rob Wainwright, a los delegados de una conferencia internacional.

Europol dio a conocer su Evaluación de la Amenaza del Crimen Organizado por Internet 2017 que destaca las tendencias en ciberdelitos y recomienda la manera de enfrentarlos.

“La amenaza creciente del cibercrimen requiere leyes especiales que permitan la presencia y acción de las fuerzas de la ley en un ambiente online”, dice el informe. “La falta de leyes especiales conduce a la pérdida de pistas de investigación y la capacidad de accionar judicialmente contra la actividad criminal online”.

Wainwright dijo que si bien las autoridades policiales han logrado desbaratar grandes organizaciones criminales, “la respuesta colectiva sigue siendo insuficiente” y “la gente y las empresas en todas partes deben hacer mayores esfuerzos para protegerse”.

El programa malicioso WannaCry trastornó datos en hospitales, fábricas, oficinas de gobierno, bancos y empresas alrededor del mundo.

Wainwright dijo que se lograron victorias al desbaratar el principal mercado mundial de “red oscura” y un mercado similar en Holanda.

AlphaBay fue eliminado en julio con el arresto en Tailandia de su presunto creador y administrador.

La policía europea reveló semanas después que la policía holandesa se apoderó del Mercado Hansa y lo administró de manera encubierta para obtener información sobre los usuarios. Tanto AlphaBay como Hansa operaban en la red oscura, un submundo que favorece el anonimato y es inaccesible para los navegadores comunes.

“Lo decimos cada año: la amenaza parece aumentar”, dijo Wainwright a los delegados a la conferencia sobre ciberdelito en la sede de Europol en La Haya.