Grupo de budistas de Sri Lanka ataca a refugiados rohinyas

Un grupo encabezado por monjes budistas atacó el martes un refugio de la ONU para musulmanes rohinya, asegurando que se trataba de terroristas y para exigir que fueran devueltos a Myanmar, lo que...

Un grupo encabezado por monjes budistas atacó el martes un refugio de la ONU para musulmanes rohinya, asegurando que se trataba de terroristas y para exigir que fueran devueltos a Myanmar, lo que provocó que la policía los reubicara.

Decenas de manifestantes pertenecientes a la comunidad budista, que es mayoría en Sri Lanka, encabezaron a un grupo que ingresó a una vivienda de varios pisos en Mount Lavinia, a las afueras de Colombo, la capital del país.

Alrededor de 30 musulmanes rohinya fueron colocados bajo custodia de la policía para ser trasladados a una ubicación más segura después de la protesta, que fue encabezada por monjes y laicos, indicó el portavoz de la policía, Ruwan Gunasekara.

Gunasekara dijo que el grupo, en el que había 16 niños, siete mujeres y siete hombres, fue arrestado por la Marina en abril, cuando intentaron ingresar ilegalmente a Sri Lanka. Una corte ordenó retenerlos en una locación segura administrada por Naciones Unidas.

Un video publicado en Facebook por el grupo nacionalista Movimiento Nacional Sinhala, muestra a los manifestantes gritándoles a los rohinyas “terroristas que asesinaron a budistas en Myanmar” y diciéndoles que no pueden vivir en Sri Lanka.

Los budistas conforman el 70% de la población de 20 millones de la isla, mientras que solo el 10% es musulmán.

Más de 420.000 musulmanes rohinya han huido de Myanmar a Bangladesh desde el 25 de agosto, cuando ataques de insurgentes rohinya en contra de fuerzas de seguridad dieron pie a operativos militares y represalias por parte de la mayoría budista.

Los musulmanes rohinya durante décadas han enfrentado persecución y discriminación en Myanmar, donde incluso se les niega la ciudadanía, a pesar de que han vivido en el país por generaciones. El gobierno afirma que no existe la etnia rohinya y argumenta que son bengalíes que emigraron ilegalmente a Myanmar desde Bangladesh.

Los monjes budistas radicales en Sri Lanka tienen nexos con sus contrapartes en Myanmar. Ambos grupos han sido acusados de encabezar ataques en contra de la minoría musulmana en sus respectivos países.