Elevan pronóstico de crecimiento para Asia: 5,9% en 2017

El Banco Asiático de Desarrollo elevó el martes su pronóstico de crecimiento para los países en desarrollo de Asia debido a una mejora mayor a la prevista del comercio global y en las condiciones de...

El Banco Asiático de Desarrollo elevó el martes su pronóstico de crecimiento para los países en desarrollo de Asia debido a una mejora mayor a la prevista del comercio global y en las condiciones de las economías más grandes del mundo.

La economía regional crecerá 5,9% este año y 5,8% en 2018, según la institución crediticia con sede en Manila, Filipinas, que modificó al alza su proyección inicial de 5,7% para ambos años.

El repunte del comercio tras una caída de las exportaciones durante dos años ha impulsado la perspectiva del crecimiento para los 45 países incluidos en un informe.

Las exportaciones e importaciones de la región aumentaron dos dígitos en dólares los primeros cinco meses del año, agregó.

El banco también aumentó la proyección de crecimiento de China a 6,7% desde el 6,5% del pronóstico anterior. También elevó 0,2 de punto porcentual a 6,4% la proyección del crecimiento del gigante asiático para 2018.

Las medidas de estímulo fiscal adoptadas por Beijing y el aumento de la demanda extranjera han contribuido al fuerte impulso de la economía más grande de Asia, agregó.

Las firme expansión en Estados Unidos, Japón y la zona euro, que son los mayores mercados para las exportaciones manufactureras de las naciones en desarrollo de Asia, también ha contribuido a incrementar el crecimiento económico regional, de acuerdo con el informe.

El banco dijo que los riesgos para su nuevo pronóstico son ahora más equilibrados que en su informe de abril, en el que había mencionado a las cambiantes políticas del gobierno del presidente Donald Trump como un factor de incertidumbre que podrían socavar el crecimiento.

Ahora, factores como la intención de la Reserva Federal de incrementar las tasas de interés en Estados Unidos persisten como un riesgo porque en este caso causaría una salida de dinero de la región y apremiaría a los bancos y compañías en Asia con altos niveles de endeudamiento.

Sin embargo, el banco señaló que la “claridad y transparencia de la comunicación” de la Fed sobre sus planes para llevar las tasas a niveles normales da a los mercados tiempo para que se preparen.