EEUU apremia ayuda para Puerto Rico para esquivar críticas

Estados Unidos aumentó el lunes sus labores para atender la crisis humanitaria que se vive en Puerto Rico, mientras que el gobierno del presidente de Donald Trump intentaba esquivar las críticas de...

Estados Unidos aumentó el lunes sus labores para atender la crisis humanitaria que se vive en Puerto Rico, mientras que el gobierno del presidente de Donald Trump intentaba esquivar las críticas de que la atención brindada a las secuelas del huracán María en la isla se había quedado corta en comparación con los esfuerzos que desplegó en Texas y Florida luego de los recientes huracanes que los golpearon.

Cinco días después de que María arrasó Puerto Rico como huracán de categoría 4, muchos de sus 3,4 millones de habitantes continúan sin comida suficiente, agua y combustible. Los vuelos que salían del territorio eran poco frecuentes, las comunicaciones eran irregulares y los caminos estaban obstruidos por los escombros. Los funcionarios indicaron que tardarían más de un mes en restablecer la energía eléctrica.

En Washington, los funcionarios indicaron que ningún barco de la Marina de Estados Unidos se dirigía a la isla debido a que los suministros podían ser llevados de una forma más eficiente vía avión. El gobierno de Trump descartó levantar temporalmente las restricciones federales sobre el transporte de carga de buques extranjeros, diciendo que no era necesario. El gobierno había suspendido esas reglas para Florida y Texas la semana pasada.

Aunque el gobierno dijo que se le daba mucha prioridad al envío de ayuda, cuando dos secretarios del gabinete hablaron en una conferencia de prensa sobre otro tema, incluido el secretario de Energía Rick Perry, cuya agencia ayuda a restablecer la energía en la isla, ninguno de los dos mencionó a Puerto Rico o al huracán María.

Los legisladores demócratas cuyos distritos en territorio continental tienen un alto número de población puertorriqueña, dijeron que la respuesta hasta el momento había sido muy poca y muy lenta. La cifra oficial de muertos por el huracán María subió a 49 el lunes, incluidas las 16 muertes en Puerto Rico.

“Los puertorriqueños son estadounidenses”, dijo la representante Nydia Velazquez, de Nueva York, quien viajó a Puerto Rico el fin de semana para evaluar los daños. “No podemos darles la espalda”.

Se tenía previsto que el presidente Trump visitara Puerto Rico y a las Islas Vírgenes estadounidenses la semana pasada, luego de que éstas fueron azotadas por el huracán Irma. Pero el viaje se pospuso luego de que María representó amenaza para las islas.

En Nueva York la semana pasada, Trump dijo que Puerto Rico estaba “absolutamente destruido” y en “muy mala forma”. Pero el fin de semana no mencionó los problemas humanitarios actuales mientras publicaba una serie de tuits en los que criticaba a los jugadores de la NFL por sus protestas durante el himno nacional.

El lunes por la noche, el mandatario sí abordó el tema de Puerto Rico, y señaló que incluso antes de que María azotara a la isla, la isla “ya estaba sufriendo por su infraestructura inservible y enorme deuda”.

Trump puntualizó que el territorio debe miles de millones de dólares a “Wall Street y a los bancos, los cuales, tristemente, deben lidiar con ello”. De igual forma, prometió que la “comida, el agua y los medicamentos son de máxima prioridad -y están yendo bien”.

___

Los periodistas de The Associated Press Ben Fox en San Juan y Jill Colvin, Robert Burns, Matthew Daly, Joan Lowy y Darlene Superville en Washington contribuyeron para este despacho.

___

Biesecker está en Twitter como: http://twitter.com/mbieseck