Departamento de Defensa apoya a devastado P. Rico tras María

El Departamento de Defensa de Estados Unidos trabaja día y noche para entregar asistencia humanitaria a Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses, luego que dichos territorios quedaron...

El Departamento de Defensa de Estados Unidos trabaja día y noche para entregar asistencia humanitaria a Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses, luego que dichos territorios quedaron devastados por el paso del huracán María, informó el lunes un funcionario.

A lo largo del Caribe, el huracán dejó al menos a 49 muertos, entre ellos 27 en la duramente golpeada República Dominicana y 16 en Puerto Rico.

El USS Kearsarge de la Marina, además de realizar desalojos por motivos médicos y ayudar con suministros de emergencia, llevó a equipos de la Infantería de Marina y de la Armada a Roosevelt Roads, Puerto Rico, para despejar caminos y la pista aérea para reforzar el apoyo aéreo en las labores generales de recuperación, dijo el vocero del Pentágono, Rob Manning.

La semana pasada, María golpeó Puerto Rico como un fuerte huracán categoría 4, arrancando techos, destruyendo cosechas y dejando sin energía eléctrica a prácticamente todo el territorio estadounidenses, donde viven unas 3 millones de personas. Para el lunes la electricidad aún no se había restablecido y los funcionarios que supervisan la ya deficiente red eléctrica, dijeron que podrían pasar semanas o meses antes de que el servicio esté restablecido en su totalidad.

El ejército estadounidense también ayuda en Puerto Rico al proveer generadores y el combustible para operarlos, dijo Manning. Ocho helicópteros UH-60 del ejército de Fort Campbell, Kentucky, van rumbo al aeropuerto internacional de San Juan para aumentar la capacidad de distribución de suministros.

El gobernador Ricardo Rosselló agradeció el lunes al presidente Donald Trump por el esfuerzo federal durante una conferencia de prensa con Brock Long, administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, y Tom Bossert, consejero de Seguridad Nacional. Rosselló dijo que la agencia ha hecho un trabajo fenomenal con el apoyo que ha incluido agua y diésel para los generadores. Long dijo que unos 10.000 empleados federales están en la isla y ayudan en su recuperación.

Por otro lado, el número de muertes confirmadas aumentó a 27 en República Dominicana. Las autoridades informaron que otras 27 personas siguen desaparecidas luego de que María golpeara la isla el 18 de septiembre como un huracán categoría 5, antes de dirigirse a Puerto Rico.

Las fuerzas de seguridad dominicanas también informaron que ya controlaron los saqueos que siguieron a la tormenta. La isla está bajo toque de queda de las 4 de la tarde a las 8 de la mañana desde que pasó el huracán. La policía indicó que ha arrestado a 120 personas, la mayoría por violar el toque de queda.

La tarde del lunes, el huracán se movía hacia el Atlántico a cientos de kilómetros (millas) al sur-sureste de Cabo Hatteras, Carolina del Norte. Se prevé que María se mueva muy al este de la costa estadounidense en los próximos días, aunque generará fuertes marejadas en la costa, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Se pronostica que para la noche del martes se degrade a tormenta tropical.

Paul Ryan, presidente la Cámara de Representantes, prometió que Washington se asegurará que la gente en Puerto Rico reciba “lo que necesita” para recuperarse del huracán María. Los legisladores aprobaron 15.000 millones de dólares en ayuda tras el paso del huracán Harvey en Texas.