El presidente Donald Trump dice que quiere atraer a los legisladores demócratas para que se sumen a un plan de reforma tributaria hecho por los republicanos, pero los negociadores deben de tener en cuenta que cualquier concesión a los demócratas puede desalentar rápidamente a republicanos.

El plan sigue en proceso de elaboración, pero Trump ya está planeando promoverlo fuertemente. Se espera que viaje a Indiana la próxima semana y se habla de que dará un discurso televisado.

La Casa Blanca ve la prevista reforma como una oportunidad única para simplificar el sistema impositivo y recortar las tasas tributarias.

La aprobación de una reforma tributaria daría a Trump una victoria política muy necesaria, mientras los republicanos siguen teniendo problemas para derogar la ley federal de salud del presidente Barack Obama.