Revisan vuelos privados del secretario de Salud de EEUU

Investigadores federales de Estados Unidos están examinando el uso de costosos vuelos chárter por parte del secretario de Salud Tom Price, por posible violación de las reglas del gobierno para viajes...

Investigadores federales de Estados Unidos están examinando el uso de costosos vuelos chárter por parte del secretario de Salud Tom Price, por posible violación de las reglas del gobierno para viajes con dinero de los contribuyentes.

La oficina del inspector general del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus iniciales en inglés) dijo el viernes que la agencia está revisando los vuelos chárter de Price para ver si violaron las regulaciones del gobierno sobre viajes, que usualmente implican reducir los costos al mínimo.

"Tomamos este asunto muy en serio, y cuando surgieron preguntas sobre viajes potencialmente inapropiados, inmediatamente comenzamos a evaluar el asunto", dijo en una declaración Tesia Williams, vocera del inspector general del departamento. La revisión no implica que se haya concluido que hay una conducta indebida, apuntó Williams.

La organización periodística Politico informó sobre los viajes cuestionables de Price a principios de esta semana.

Los demócratas en el Congreso dicen que Price derrochó los dólares de los contribuyentes al fletar recientemente cinco vuelos privados para asuntos oficiales cuando había disponibles otras opciones más baratas. El representante demócrata Frank Pallone dijo que pediría una investigación por parte del inspector general del HHS.

Price, un excongresista republicano de Georgia y expresidente de la Comisión Presupuestaria de la Cámara de Representantes, alquiló vuelos chárter a un centro turístico en Maine, donde participó en una reunión con un director ejecutivo de la rama del cuidado de la salud.

Según Politico, también tomó vuelos chárter para visitar centros de salud comunitarios en Nueva Hampshire y en Pensilvania. Uno de los vuelos fue desde el aeropuerto internacional de Dulles, en los suburbios de Washington, al aeropuerto internacional de Filadelfia, a 215 kilómetros (135 millas) de distancia.