Papa preocupado por minería ilegal y trata sexual en Perú

El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski dijo el viernes desde el Vaticano que el papa Francisco se mostró preocupado por la destrucción del medio ambiente y la esclavitud sexual generada por la...

El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski dijo el viernes desde el Vaticano que el papa Francisco se mostró preocupado por la destrucción del medio ambiente y la esclavitud sexual generada por la minería ilegal de oro en una remota región de la Amazonía de Perú.

Tras su audiencia con el pontífice, Kuczynski comentó a Radioprogramas que Francisco y el secretario de estado Pietro Parolin prestaron atención en "todo lo que hablamos sobre (la región) Madre de Dios, la depredación del bosque amazónico, la trata de niños y de mujeres, la minería ilegal".

Kuczynski viajó al Vaticano para invitar formalmente al Santo Padre a visitar Perú en 2018. Francisco anunció en junio que realizaría un viaje a Perú y Chile en enero. Su estadía en suelo peruano será entre el 18 y 21 de enero e incluirá actividades en Lima y las regiones de La Libertad y Madre de Dios.

Madre de Dios es una región amazónica considerada como uno de los lugares con mayor diversidad en flora y fauna a nivel mundial, pero por más de una década sufre una "fiebre de oro" alentada por el precio del metal que supera los 1.200 dólares la onza y que ha provocado la deforestación de bosques.

"Hemos hablado también un poco de la situación mundial, sobre todo del tema del medio ambiente", dijo Kuczynski.

Los activistas que luchan contra la trata sexual afirman que en Perú existen miles de mujeres, adolescentes y niñas de todas partes del país que son esclavizadas sexualmente en los innumerables campamentos mineros donde la policía difícilmente llega por estar en medio de los bosques.

Las autoridades dicen que la trata de personas está ligada a otros delitos como la minería ilegal, el narcotráfico y otros crímenes. El 2016, la policía rescató a 1.134 víctimas de trata y las autoridades afirman que más de la mitad de víctimas de esclavitud sexual son menores de edad.

El papa Francisco tiene planeado llegar hasta la plaza de armas de la región Madre de Dios y a solo dos horas de allí se encuentran los campamentos.

Jorge Chávez Cotrina, fiscal jefe contra el crimen organizado, dijo a Radioprogramas que el Estado no tiene albergues especializados para cobijar y proteger a las niñas rescatadas de la esclavitud sexual.