Polonia y Hungría reiteran políticas anti inmigración

Los líderes de Polonia y Hungría reiteraron el viernes que mantendrán sus políticas anti inmigración, en desafío a la Unión Europa y advertencias de sanciones.La negativa de los dos gobiernos de...

Los líderes de Polonia y Hungría reiteraron el viernes que mantendrán sus políticas anti inmigración, en desafío a la Unión Europa y advertencias de sanciones.

La negativa de los dos gobiernos de respaldar un plan diseñado para aliviar la presión sobre países como Grecia e Italia, que reciben el mayor flujo de migrantes, les ha enfrentado con la Comisión de la UE, que ha iniciado procesos contra Budapest y Varsovia.

Luego de reunirse en Varsovia con su contraparte de Polonia, el primer ministro húngaro, Viktor Orban, dijo que las naciones de la UE tienen que aceptar el hecho de que ni su país ni Polonia quieren ser “países de inmigrantes”.

La premier polaca Beata Szydlo se hizo eco de la posición de Orban y dijo que su énfasis en los asuntos de seguridad y que sus políticas son acertadas.

Orban se reunió además con el líder del partido de gobierno Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski, quien es el político más poderoso en Polonia pese a no tener un cargo en el gobierno.

En una crítica separada a la UE, Szydlo acusó al bloque de tener motivaciones políticas en sus críticas a la reforma del sistema judicial en Polonia. Le dijo a una estación radial católica pro gobierno que los líderes de la UE no tienen autoridad para evaluar los cambios en el sistema de tribunales en Polonia. Culpó a la oposición polaca por inspirar la censura de la UE.