El presidente Donald Trump firmó el jueves una orden ejecutiva con la que Estados Unidos busca reforzar sus sanciones contra Corea del Norte debido a sus pruebas con armas nucleares.

Esta semana, el presidente estadounidense dijo ante la Asamblea General de la ONU que su gobierno no tendrá otra opción que “destruir totalmente” al país asiático si se ve obligado a defender a Estados Unidos o sus aliados.

La nueva orden ejecutiva permite a Washington sancionar a empresas e instituciones que financien el comercio con Pyongyang. La medida suma a la presión internacional liderada por la Casa Blanca contra el programa de misiles y pruebas nucleares del líder norcoreano Kim Jong Un, que ha alimentado los temores de una guerra nuclear y que dominó el debut del presidente estadounidense en la ONU esta semana.

El anuncio se produjo mientras Trump estaba reunido en Nueva York con los líderes Corea del Sur y Japón, las naciones que corren más peligro por las amenazas de Corea del Norte.

Trump dijo que la orden también interrumpiría otras vías comerciales que favorecen a Corea del Norte. También elogió al banco central de China por lo que, según él, fue una medida para impedir que sus bancos hicieran negocios con Corea del Norte. Ese hecho fue reportado por la agencia Reuters el jueves.

China es el principal socio comercial de Corea del Norte y el conducto para muchas de sus transacciones internacionales. Washington ha estado presionando a Beijing para que reduzca los lazos económicos y financieros con Norcorea, a fin de aislar aún más a Pyongyang.

En su discurso del martes ante la ONU, Trump dijo que "ya era hora” de que el mundo se enfrentara a Kim, declarando que la búsqueda de armas nucleares por parte del líder norcoreano representa una amenaza "para todo el mundo, con una pérdida impensable de vidas humanas ".

Trumo dijo que "Rocket Man ("Hombre cohete") está en una misión suicida para sí mismo y su régimen". Advirtió que Estados Unidos estaba teniendo "paciencia", pero añadió que si se veía "forzado a defenderse o a sus aliados, no tendremos otra opción que destruir totalmente a Corea del Norte".

El canciller norcoreano Ri Yong Ho describió la amenaza de Trump como “el sonido de un ladrido”. Fue la primera reacción de Pyongyang al discurso que ofreció el estadounidense ante la Asamblea General. Ri tiene previsto ofrecer un discurso el viernes ante la Asamblea General, según la agencia de noticias Yonhap.

Corea del Norte realizó este mes su sexta y más potente ensayo nuclear hasta la fecha y disparó un misil balístico sobre Japón. El Consejo de Seguridad de la ONU respondió con nuevas y duras sanciones, lo que provocó una airada respuesta de Pyongyang.

___

La periodista de The Associated Press Darlene Superville contribuyó para este despacho

___

Pennington está en: http://twitter.com/mattpenn_99 y Lemire está en: http://twitter.com/JonLemire