Presidente de Ecuador anuncia que convocará consulta popular

El presidente ecuatoriano Lenín Moreno anunció que convocará a una consulta popular y pidió a sus compatriotas que hagan sugerencias sobre los temas que serán abordados.Aunque los elementos que...

El presidente ecuatoriano Lenín Moreno anunció que convocará a una consulta popular y pidió a sus compatriotas que hagan sugerencias sobre los temas que serán abordados.

Aunque los elementos que serán sometidos a criterio de los ecuatorianos no están definidos, Moreno esbozó la semana pasada una lista de tópicos como la mejora del sistema político, una mayor participación ciudadana, transparencia en la elección de las autoridades de control y fortalecimiento del equilibrio entre los poderes del Estado.

En su tradicional informe de labores de la noche del lunes el mandatario puso dos plazos: el 26 de septiembre para que los ciudadanos contribuyan con sugerencias y el 2 de octubre para enviar las posibles preguntas de la consulta a la Corte Constitucional, que debe verificar que no afecten derechos y cumplan otros requisitos constitucionales.

La Corte Constitucional puede demorarse entre 20 y 30 días para responder si el referendo puede seguir adelante y, si no tiene objeciones, debe remitir el pedido al Consejo Nacional Electoral, que a su vez dispondrá de 15 días para convocarlo y 60 para organizarlo. Si no hay obstáculos legales la consulta podría producirse en unos cuatro meses.

“Conciudadanos, vamos a la consulta popular, quiero agradecer el apoyo de ustedes, celebro que se haya abierto un sano espacio de diálogo acerca de las preguntas”, destacó Moreno, quien se encuentra en Nueva York para asistir a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La iniciativa se produce en medio de crecientes tensiones entre Moreno y el expresidente Rafael Correa (2007-2017), quienes eran amigos y compañeros del partido de gobierno Alianza País.

Las diferencias empezaron poco después de que Moreno llegara al poder en mayo, entre otras razones por su estilo conciliador y su convocatoria a un diálogo nacional inclusive con sectores que Correa consideraba enemigos políticos como los industriales, los banqueros, los indígenas y la prensa, entre otros.

Para el analista político Ramiro Aguilar, con esta consulta Moreno “busca la posibilidad de liberarse del poder de Correa, porque en el fondo lo que busca es liberar las instituciones: la Fiscalía, la Corte Constitucional, el Consejo de la Judicatura, la Contraloría... que siguen siendo un reducto partidista controlado absolutamente por el correísmo”, dijo recientemente a The Associated Press.

El Congreso, por ejemplo, está dominado por una mayoría de 74 asambleístas incondicionales a Correa sobre un total de 137 legisladores.