Temer advierte a Venezuela: No hay alternativa a democracia

El presidente de Brasil, Michel Temer, advirtió el martes a Venezuela que en Sudamérica “no hay alternativas a la democracia”, acentuando la impresión de que varios países de la región se aprestan a...

El presidente de Brasil, Michel Temer, advirtió el martes a Venezuela que en Sudamérica “no hay alternativas a la democracia”, acentuando la impresión de que varios países de la región se aprestan a imponer sanciones al gobierno de Nicolás Maduro.

“La situación de los derechos humanos en Venezuela lamentablemente sigue deteriorándose”, declaró Temer al inaugurar la Asamblea General de las Naciones Unidas. “Apoyamos al pueblo venezolano, (pero) en Sudamérica ya no hay margen para alternativas a la democracia”.

Brasil participará el miércoles en una reunión del Grupo de Lima convocada por Perú para “evaluar y adoptar nuevas medidas frente a crisis en Venezuela", según dijo la cancillería peruana.

El presidente brasileño inauguró la Asamblea General siguiendo una vieja tradición según la cual Brasil pronuncia el primer discurso y el presidente de Estados Unidos el segundo. Lo hizo a pesar de que en su país enfrenta acusaciones de corrupción y una feroz crisis económica.

Se especuló que tal vez no viniese, pero Temer está llevando a cabo todas las actividades programadas y el lunes asistió a una cena con el presidente estadounidense Donald Trump junto con los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y Panamá, Juan Carlos Varela, además de la vicepresidenta de Argentina Gabriela Michetti.

En su discurso Temer dijo que era “imperativo” reformar la ONU. “Es necesario ampliar el Consejo de Seguridad para adaptarlo a la realidad del siglo 21”.

“Es urgente que podamos oír la voz de la mayoría”, agregó. “No resulta razonable asumir que las ideas que han resultado erróneas en el pasado vayan a resultar ahora positivas”.

Brasil postula desde hace años la ampliación del Consejo de Seguridad y aspira a integrar ese cuerpo.

Actualmente el Consejo de Seguridad lo integran Estados Unidos, China, Gran Bretaña, Rusia y Francia, los únicos países que tienen poder de veto en la ONU.