Se reúne comisión de fraude electoral creada por Trump

Una comisión creada por el presidente Donald Trump para investigar sus acusaciones de fraude electoral visita Nueva Hampshire una semana después de que su vicepresidente enfureció a los líderes del...

Una comisión creada por el presidente Donald Trump para investigar sus acusaciones de fraude electoral visita Nueva Hampshire una semana después de que su vicepresidente enfureció a los líderes del estado al afirmar que votantes de otros estados ayudaron en noviembre a elegir a una demócrata al Senado.

El vicepresidente, el republicano Kris Kobach, que es además el secretario de Estado de Kansas, dijo la semana pasada que nuevos datos muestran que más de 6.500 personas se registraron para votar el año pasado usando licencias de conducción de otros estados, pero solamente 15% habían adquirido licencias de Nueva Hampshire. Dijo que eso probaba que muy probablemente se facilitó la victoria de la entonces gobernadora demócrata Maggie Hassan sobre la senadora republicana Kelly Ayotte en la contienda senatorial.

Pero la ley estatal permite que alguien _como un estudiante universitario o un militar en servicio activo_ tenga su domicilio registrado en Nueva Hampshire para propósitos electorales y sea residente de otro estado para propósitos de la licencia de conducción.

Los comentarios de Kobach hicieron que los cuatro miembros de la delegación de Nueva Hampshire en el Congreso demandaran la renuncia del representante del estado en la comisión, el secretario de Estado, Bill Gardner. El demócrata dijo que no podía condonar los comentarios de Kobach, pero que seguiría en la comisión porque quería entender por qué los estadounidenses están perdiendo fe en el proceso electoral.

El lunes, los capítulos en Nueva Hampshire de la Unión Americana de Libertades Civiles y la Asociación para el Avance de las Personas de Color dijeron que planeaban pedir el desmantelamiento de la comisión. Hassan y la senadora Jeanne Shaheen, también demócrata, copatrocinan una propuesta de ley que pondría fin a la comisión, cuya reunión el martes sería su segunda y la primera fuera de Washington.