La policía ucraniana acude al hotel de Saakashvili

Guardias fronterizos y policías ucranianos acudieron el martes al hotel donde se aloja el expresidente de Georgia Mikhail Saakashvili, después de que se abriera paso en la frontera desde Polonia en...

Guardias fronterizos y policías ucranianos acudieron el martes al hotel donde se aloja el expresidente de Georgia Mikhail Saakashvili, después de que se abriera paso en la frontera desde Polonia en una maniobra que le enfrentaba con las autoridades en Kiev.

Imágenes de televisión mostraban agentes de seguridad en el vestíbulo del Leopolis Hotel en Lviv, en el oeste del país, aunque no estaba claro si habían acudido a detener al expresidente y exgobernador de la región ucraniana de Odessa.

Saakashvili es un rival del presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, que fue su superior pero le retiró la ciudadanía en julio. Rodeado de seguidores, se abrió paso el domingo en un perímetro formado por guardias fronterizos ucranianos en la frontera con Polonia

Regresar a Ucrania fue un riesgo para Saakashvili, que es apátrida porque se vio obligado a renunciar a su ciudadanía georgiana cuando recibió la nacionalidad ucraniana. Él niega haber incumplido las leyes ucranianas, pero Poroshenko ha dicho que cometió un delito al entrar en el país.

El firme y divisivo Saakashvili lidera un pequeño partido político en Ucrania llamado Movimiento de Fuerzas Nuevas y ha prometido transformar la política ucraniana.

En una entrevista el lunes por la noche con The Associated Press, describió la situación actual en Ucrania como “trágica” y dijo que se dedicaría a ayudar a crear una “nueva clase política para una Ucrania emergente”.

“Necesitamos gente nueva. Ucrania está harta de la vieja clase política corrupta. Quieren gente nueva, energía nueva, caras nuevas, ideas nuevas”, dijo a AP.

Saakashvili fue nombrado gobernador de Odessa en 2015 debido a su historial de lucha contra la corrupción cuando fue presidente de Georgia entre 2004 y 2013. Sin embargo, renunció del puesto en Odessa tras 18 meses quejándose de que la corrupción en las autoridades estaba tan arraigada que no podía trabajar con eficiencia.

Georgia, donde Saakashvili enfrenta acusaciones de abuso de poder y apropiación indebida, envió una solicitud de extradición a Ucrania. No estaba claro si Ucrania tenía previsto aceptar esa petición.