Los juegos del hambre
Jennifer Lawrence y Liam Hemsworth en ´Los juegos del hambre´. Warner Bros. / Lionsgate

La secuela de Los juegos del hambre, The Hunger Games: Catching Fire continuó iluminando las taquillas en las salas de cine de Estados Unidos y Canadá después de su segundo fin de semana en exhibición.

Según los cálculos publicados el lunes por los estudios cinematográficos la segunda parte de la serie, protagonizada por Jennifer Lawrence, rompió los récords de venta de boletos en las salas de cine, con 74,2 millones de dólares durante el fin de semana, elevando su total a 296,3 millones de dólares.

Tener el estreno más grande es algo extraordinario Por su parte, la cinta Frozen, un musical animado tridimensional, ganó 67,4 millones de dólares en su estreno durante los tres días, agregaron los estudios.

Ambas películas superaron el récord previo de ganancias en un fin de semana alargado por el festivo estadounidense del Día de Acción de Gracias, celebrado el jueves pasado, que ostentaba Harry Potter and the Sorcerer's Stone con una ganancia de 57,5 millones de dólares en el 2001 durante tres días.

Frozen tuvo ingresos totales de 93,9 millones de dólares, con lo que fue el estreno de más ganancias en un fin de semana de Acción de Gracias para Disney Animation Studios. Con ello superó al ex campeón anterior de Disney durante esos mismos días, Toy Story 2, que recaudó 80,1 millones de dólares en 1999.

"Para una empresa cuya fundación se construyó en la animación, tener el estreno más grande es algo extraordinario", dijo Dave Hollis, vicepresidente ejecutivo de Walt Disney Studios, quien agregó que la taquilla que atrajo Frozen superó las expectativas de los estudios.

"Todos estos récords se están rompiendo, es como un verdadero efecto de bola de nieve", dijo Paul Dergarabedian, analista sénior de medios para la firma de seguimiento de taquilla Rentrak.

"En general, este es el fin de semana de Acción de Gracias de más ingresos para la industria en la historia. El año pasado tenía el récord de Acción de Gracias, pero estos golpes de uno-dos, con Catching Fire y Frozen fueron simplemente increíbles".