Migrantes sirios llegan a Chipre; detienen a más en Turquía

Un hombre de 36 años fue detenido el domingo en Chipre acusado de manejar una de las dos embarcaciones en las que 305 refugiados sirios fueron transportados a la costa noroeste de la isla, dijo la...

Un hombre de 36 años fue detenido el domingo en Chipre acusado de manejar una de las dos embarcaciones en las que 305 refugiados sirios fueron transportados a la costa noroeste de la isla, dijo la policía.

Otro hombre de 29 años fue detenido por presunto tráfico de migrantes.

En total, 202 hombres, 30 mujeres y 73 menores llegaron a la costa de la isla mediterránea alrededor de la medianoche, dijo el portavoz de la policía, Michalis Ioannou. Se cree que es el grupo más numeroso de migrantes que llega a Chipre en un solo día, agregó.

El grupo había partido el sábado de Mersin, en Turquía, explicó Ioannou.

Los pasajeros dijeron haber pagado 1.658 euros (2.000 dólares) cada uno por el viaje. Algunos que tienen parientes en Chipre expresaron su deseo de quedarse allí, mientras otros dijeron que quieren ir a Alemania o los países escandinavos.

Entre quienes aguardaban la llegada de los migrantes en un centro de recepción en Nicosia, la capital chipriota, estaba Ammar Hammasho, de 35 años.

El hombre dijo sentir alegría y tranquilidad de ver a sus cuatro hijos pequeños y esposa que estaban atrás de una valla en el lugar, después de preocuparse por ellos cuando durante su travesía.

Hammasho llegó a Chipre hace un año desde la ciudad siria de Idlib, donde dijo que su casa fue destruida en un ataque aéreo en el que pereció uno de sus hijos.

“Se pone cada vez peor”, declaró Hammasho a The Associated Press. “Todos en cada bando dicen sus mentiras”.

En Turquía, la guardia costera detuvo el domingo una embarcación pesquera no identificada en la que eran transportados 93 sirios y un afgano, frente a la costa de Estambul, en el mar Negro.

La policía también detuvo a un presunto traficante turco de personas.

Las autoridades turcas anunciaron la noche del sábado que lanchas de la guardia costera habían impedido la llegada al litoral de dos grupos de migrantes frente al mar Negro.