EEUU y Rusia tratarán de calmar tensiones

Diplomáticos de Estados Unidos y Rusia se reunirán en Finlandia la próxima semana en un esfuerzo para distender la relación bilateral, que ha alcanzado niveles de tensión similares a los de la Guerra...

Diplomáticos de Estados Unidos y Rusia se reunirán en Finlandia la próxima semana en un esfuerzo para distender la relación bilateral, que ha alcanzado niveles de tensión similares a los de la Guerra Fría.

El subsecretario de Estado para asuntos políticos, Thomas Shannon, se reunirá el lunes y el martes con el vicecanciller ruso Serguei Riabkov. Shannon y Ryabkov han realizado varias rondas de conversaciones este año centradas en buscar soluciones a puntos espinosos en las relaciones de los dos países, tales como cierres de misiones diplomáticas y expulsiones de diplomáticos. Se espera que las nuevas conversaciones lidien también con las relaciones estratégicas y el control de armas.

El 31 de agosto, en respuesta a una orden de Moscú de reducir la presencia diplomática estadounidense en Rusia por varios centenares, Estados Unidos ordenó que Rusia cerrase su consulado en San Francisco y dos complejos anexos en Washington y Nueva York. Esas medidas siguieron a la decisión estadounidense de ordenar el cierre de dos complejos rusos en Maryland y Nueva York y la expulsión de decenas de diplomáticos rusos en represalia por la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales del 2016.

El secretario de Estado Rex Tillerson y el canciller Serguei Lavrov, que se espera se reúnan al margen de la Asamblea General de la ONU este mes, encargaron a Shannon y Riabbkov este año que explorasen formas de resolver disputas bilaterales que han obstaculizado la cooperación en asuntos estratégicos y de seguridad, tales como la guerra en Siria y el conflicto en Ucrania.

Entre las quejas principales de Washington están el hostigamiento al personal estadounidense en Rusia, una prohibición rusa de adopciones de niños por familias estadounidenses y la decisión de Moscú de suspender planes de construir un nuevo consulado estadounidense en San Petersburgo. Las quejas de Rusia incluyen las sanciones impuestas por Washington tras la anexión rusa de Crimea y la confiscación de sus propiedades.

Dos rondas previas entre Shannong y Riabbkov terminaron sin resultados.

El Departamento de Estado anunció las conversaciones el sábado y dijo que Shannon se reunirá además con el presidente finlandés Sauli Niistro.