Dos grabadoras de datos recuperadas del tren de pasajeros que se descarriló el domingo en Nueva York pudieran proveer información sobre su velocidad, cómo se aplicaron los frenos y la posición del acelerador, dijo el lunes un miembro de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte. En el accidente murieron cuatro personas.

La segunda caja negra fue enviada a Washington para que sea analizada La NTSB (siglas en inglés de la Junta) estaba descargando datos de una grabadora recuperada en la locomotora trasera del tren. En el vagón delantero fue hallada una segunda grabadora y enviada a Washington para que sea analizada, informó Earl Weener, miembro de la junta.

Weener dijo que los investigadores ya consiguieron extraer algunos datos, pero que la información tiene que ser validada antes de ser dada a conocer.

Los investigadores planeaban realizar entrevistas el lunes y el martes con el ingeniero y el conductor del tren, dijo Weener. Indicó además que hay la posibilidad de que se encuentren pistas en un sistema de señales operado por despachadores en una estación central.

Los trabajadores comenzaron la ardua tarea de enderezar los vagones volcados. Cinco compartimientos de pasajeros y la locomotora estaban de nuevo en los rieles para las 9:30 am.

Advierten demoras

Las autoridades advirtieron a los 26.000 pasajeros diarios en la línea afectada en el segundo mayor sistema de trenes urbanos del país que se preparen para demoras en el flujo ferroviario. Se proporcionarán autobuses de trasbordo. Sin embargo, el portavoz de Metro-North Railroad, Aaron Donovan, dijo que no se reportaron demoras grandes durante la primera parte de la hora pico matutina.

Nos gustaría restaurar el servicio para el final de la semana "Nos gustaría restaurar el servicio para el final de la semana", dijo el gobernador Andrew Cuomo.

Unas 150 personas iban a bordo cuando el tren de Poughkeepsie a Manhattan se descarriló el domingo por la mañana en la línea Hudson de Metro-North. Unas 60 personas resultaron heridas. El alcalde Michael Bloomberg dijo que 11 heridos que en un principio estaban en estado crítico no parecen tener lesiones que pongan en riesgo su vida.

La NTSB indicó que sus investigadores pudieran pasarse hasta 10 días examinando todos los aspectos del accidente, en el que se descarrilaron siete vagones y la locomotora en una curva en el distrito del Bronx, en el área en que se encuentran los ríos Hudson y Harlem. El límite de velocidad en la curva es de 48 kph (30 mph), comparados con los 112 kph (70 mph) en el tramo previo, dijo Weener.

La agencia indicó que analizará si exceso de velocidad, problemas mecánicos o un error humano fueron la causa del accidente.

La velocidad pudo haber sido un factor

Cuomo dijo el lunes en el programa televisivo "Today" de la cadena NBC que piensa que la velocidad fue un factor. El gobernador, que habló por segundo día consecutivo desde el sitio del descarrilamiento, señaló que otros problemas posibles eran una falla del equipo, un error del operador o problemas en los rieles.

La cifra de víctimas pudiera haber sido mucho mayor de haber ocurrido un día entre semanaA pesar de la gravedad del accidente, la cifra de víctimas pudiera haber sido mucho mayor de haber ocurrido un día entre semana, o si el vagón delantero hubiera llegado al agua. El tren estaba a media capacidad en el momento del accidente, dijeron funcionarios.

En este momento Metro-North cuenta con lo que se denomina un sistema de señales automáticas de control, que aplica los frenos automáticamente si el conductor no responde a una alerta que indica exceso de velocidad.

analizará si exceso de velocidad, problemas mecánicos o un error humano fueron la causa del accidente