Cruz Roja denuncia asesinato de socorrista en Sursudán

La Cruz Roja dijo estar consternada por el asesinato de uno de sus trabajadores en Sudán del Sur, que muestra los peligros para los trabajadores humanitarios en medio de la guerra civil del país.En...

La Cruz Roja dijo estar consternada por el asesinato de uno de sus trabajadores en Sudán del Sur, que muestra los peligros para los trabajadores humanitarios en medio de la guerra civil del país.

En una declaración emitida el sábado, el Comité Internacional de la Cruz Roja dijo que el conductor Lukudu Kennedy Laki Emmanuel fue asesinado a disparos el viernes por atacantes desconocidos después de entregar ayuda en el estado de Ecuatoria Occidental.

El ataque ocurrió a pesar de que el convoy de la Cruz Roja estaba marcado claramente y de que todas las partes en el conflicto habían sido notificadas de la presencia de la organización, agregó el texto.

Sudán del Sur se ha convertido en uno de los lugares más peligrosos del mundo para los trabajadores humanitarios. Un informe reciente de Naciones Unidas dice que la situación está empeorando. Esto complica los esfuerzos para llegar a 6 millones de sursudaneses, o sea, aproximadamente la mitad de la población, que se calcula que padecen inseguridad alimentaria grave.

Al menos 84 trabajadores humanitarios han sido asesinados desde 2013, incluso al menos 17 este año, según la agencia humanitaria de la ONU. La mayoría han sido trabajadores locales.

Se han reportado cientos de incidentes de restricciones a la ayuda desde enero, entre ellos ataques contra recintos humanitarios y el saqueo de suministros y convoyes, según un informe difundido el viernes por la agencia de la ONU. Cerca de 300 trabajadores humanitarios han sido reubicados desde enero debido a los problemas de seguridad.

Tanto el gobierno como los rebeldes en la guerra civil de Sudán del Sur han sido acusados de restringir el acceso a la ayuda. El conflicto que comenzó en diciembre de 2013 ha matado a decenas de miles de personas y ha hecho que unos 2 millones de personas huyan del país.