Corte rechaza criterios de restricción migratoria de Trump

Una corte federal de apelaciones rechazó el jueves los criterios del gobierno del presidente Donald Trump sobre quién puede entrar en Estados Unidos, y señaló que no se debería prohibirse el ingreso...

Una corte federal de apelaciones rechazó el jueves los criterios del gobierno del presidente Donald Trump sobre quién puede entrar en Estados Unidos, y señaló que no se debería prohibirse el ingreso de abuelos, primos y otros parientes cercanos de personas que viven en territorio estadounidense.

El fallo unánime de los tres jueces de la Corte Federal del Noveno Circuito de Apelaciones señaló además que no puede impedir la llegada de los refugiados aceptados por una agencia de reasentamiento. La decisión ratificó el veredicto de un juez federal en Hawai que había determinado que la visión del gobierno era demasiado estricta.

"Dicho claramente, el gobierno no ofrece una explicación convincente de por qué una suegra es claramente una relación bona fide, de acuerdo con el razonamiento previo de la Corte Suprema, pero un abuelo, nieto, tía, tío, sobrina, sobrino o primo no lo es", subrayó el fallo.

La Corte Suprema de Estados Unidos indicó en junio que la restricción de 90 días del presidente Donald Trump a la llegada de ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen podía entrar en vigor antes de los alegatos programados para octubre. Pero los magistrados dijeron que no debería aplicar a visitantes que tienen una "relación bona fide" con personas u organizaciones en Estados Unidos, como lazos familiares cercanos o una oferta laboral.

El gobierno federal determinó entonces que tales relaciones familiares incluyen parientes directos y suegros, pero no abuelos, primos, tías y tíos. El juez de Hawái desestimó tal interpretación, y amplió la definición de quiénes pueden ingresar al país para incluir las otras categorías de familiares.

El juez de Hawai también refutó la afirmación del gobierno que los refugiados de esas naciones no pueden entrar a Estados Unidos aunque una agencia de reasentamientos en territorio estadounidense haya accedido a traerlos.

Abogados del gobierno y del estado de Hawai, que impugnaron las restricciones migratorias, presentaron sus alegatos en Seattle la semana pasada.

El vicefiscal asistente Hashim Mooppan se enfrentó con un duro interrogatorio en cuanto empezó a argüir a favor del caso del gobierno, y el juez Ronald Gould le preguntó de "cuál universo" el gobierno tomó su postura de que los abuelos no constituyen una relación familiar cercana.

Mooppan reconoció que la gente puede tener una conexión profunda con los abuelos y otros familiares, pero que el gobierno tenía que establecer un límite en alguna parte para tener un veto funcional basado en definiciones usadas en otros aspectos de la ley migratoria.