May se reúne con madre del líder venezolano Leopoldo López

La primera ministra británica Theresa May dijo el jueves que está "profundamente preocupada" por el encarcelamiento de políticos en Venezuela, luego de reunirse con el presidente de la Asamblea...

La primera ministra británica Theresa May dijo el jueves que está "profundamente preocupada" por el encarcelamiento de políticos en Venezuela, luego de reunirse con el presidente de la Asamblea Nacional, diputado Julio Borges, y la madre del líder opositor venezolano Leopoldo López, quien está bajo arresto domiciliario.

May se reunió con Antonieta López y Borges en la residencia oficial de 10 Downing St.

Leopoldo López está bajo arresto domiciliario después de haber pasado tres años en una cárcel militar por encabezar manifestaciones en contra del gobierno. May dijo que su detención era "un asunto de gran preocupación". López fue condenado en 2015 a casi catorce años de prisión.

May exhortó al gobierno del presidente Nicolás Maduro a asegurarse de que "se respeten los derechos humanos, el estado de derecho, la separación de poderes y la integridad de las instituciones democráticas".

La primera ministra británica también manifestó su "firme respaldo a la Asamblea Nacional como institución democrática". El mes pasado, la oficialista Asamblea Constituyente despojó al Congreso de sus competencias legislativas.

Borges también realizó una visita a la Cámara de los Comunes del Congreso británico para exponer la crisis política, institucional, social y económica que hay en Venezuela.

El presidente de la Asamblea Nacional realizó esta semana una gira por varios países europeos que incluyó encuentros con los mandatarios Emmanuel Macron, de Francia; Mariano Rajoy, de España; la canciller alemana Angela Merkel, y May.

Maduro condenó el jueves la gira europea de Borges, al que acusó de promover las sanciones estadounidenses contra Venezuela, y dijo que debía ser castigado por “traición a la patria”.

“No me importa lo que diga la Merkel o la reina de Inglaterra, en Venezuela debe haber justicia”, expresó el mandatario venezolano, en cadena de radio y televisión, al exigir a los poderes públicos acciones contra el jefe del Congreso.

Washington impuso el mes pasado sanciones financieras a Venezuela que incluían la prohibición a los bancos estadounidenses de realizar nuevas transacciones con el gobierno y PDVSA, operaciones con bonos, y el pago de dividendos al gobierno por parte de Citgo, la filial estadounidense de la empresa petrolera estatal.

El gobernante señaló a su par estadounidense Donald Trump y Borges de promover un bloqueo financiero, de alimentos y medicinas contra Venezuela. “Se trata de asfixiar a Venezuela”, dijo Maduro al asegurar que su gobierno no cederá a las presiones.

El canciller venezolano Jorge Arreaza señaló a May de actuar de manera parcializada a favor de quienes “rechazan el diálogo y la paz” en el país suramericano y escribió en su cuenta de Twitter que lamentaba la política “aislacionista” del gobierno británico que aseguró que no sólo lo aleja de la Unión Europea sino también de Venezuela.

Arreaza expresó que May al validar las “mentiras” de los que “atentan contra la democracia venezolana”, está afectando la credibilidad de su gobierno.