Dos muertos en bombardeo israelí a un puesto militar sirio

Aviones israelíes de combate bombardearon el jueves un puesto militar en el oeste de Siria, según indicó el jueves el Ejército sirio, matando a dos soldados y causando daños materiales, en lo que...

Aviones israelíes de combate bombardearon el jueves un puesto militar en el oeste de Siria, según indicó el jueves el Ejército sirio, matando a dos soldados y causando daños materiales, en lo que parecía el ataque más al norte en el país realizado por Israel desde que Rusia intervino en la guerra en Siria hace dos años.

El ataque de madrugada golpeó una instalación cerca de la localidad occidental de Masyaf, según un comunicado del Ejército. El lugar está próximo a la costa Mediterránea y es un bastión del presidente, Bashar Assad.

Los aviones israelíes dispararon varios misiles desde el espacio aéreo libanés, señaló el Ejército sirio, que advirtió de la “peligrosa repercusión de estos actos hostiles sobre la seguridad y estabilidad de la región”.

Israel no hizo comentarios en un primer momento.

Aunque en general se mantiene alejado de la guerra civil siria, Israel ha realizado varios ataques aéreos contra supuestos envíos de armas que se cree estaban destinados a la milicia libanesa Jezbolá, que combate junto a las fuerzas de Assad.

Rami Abdurrahman, que dirige el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que se habían atacado dos instalaciones, un centro de investigación científica y una base militar cercana en la que se almacenaban misiles tierra-tierra de corto alcance. Dos personas murieron y cinco resultaron heridas en el ataque, añadió.

“Se oyeron muchas explosiones en la zona después del ataque aéreos”, dijo Abdurrahman, cuyo grupo trabaja con una red de activistas en todo el país. Algunas de las explosiones podrían haber sido detonaciones secundarias por el ataque al almacén de misiles.

Combatientes libaneses de Jezbolá y militares iraníes suelen visitar el lugar, señaló. Los muertos y fallecidos eran sirios, y en un primer momento no estaba claro si había bajas entre los efectivos iraníes y de Jezbolá, según el Observatorio.

Se trata del bombardeo israelí más al norte desde que Rusia intervino en el conflicto en septiembre de 2015 con una importante campaña aérea en apoyo de Assad.

El ataque aéreo ocurrió un día después de que una pesquisa de Naciones Unidas hallara al gobierno sirio responsable de un ataque químico el pasado abril en el norte de Siria en el que murieron más de 83 personas. En un primer momento no estaba claro si la instalación alcanzada el jueves se utilizaba para producir o almacenar armas químicas. Siria niega haber utilizado o almacenado armas químicas.

El blanco del bombardeo era un centro de desarrollo y manufactura que producía armas para Jezbolá, según Yaakov Amidror, exgeneral israelí y que fue asesor de seguridad nacional en su país.

El exdirector de inteligencia militar israelí Amos Yadlin escribió en Twitter que el centro supuestamente atacado producía misiles de precisión, armas químicas y bombas de barril. Un ataque de esta clase, señaló, es “excepcional” y muestra que “Israel no permitirá el almacenaje y producción de armas estratégicas”.

Las autoridades israelíes no suelen hacer comentarios sobre operaciones de esa clase.

Siria dijo en 2013 que aviones israelíes de combates habían bombardeado un centro de investigación en Jamraya, un suburbio de Damasco.

___

El periodista de Associated Press Ilan Ben Zion, en Jerusalén, contribuyó a este despacho.