Poco a poco ceden las inundaciones en Houston

Los vecindarios del área de Houston que fueron inundados por la tormenta Harvey la semana pasada ahora se encuentran llenos de escombros: muebles empapados, aparatos eléctricos arruinados, alfombras...

Los vecindarios del área de Houston que fueron inundados por la tormenta Harvey la semana pasada ahora se encuentran llenos de escombros: muebles empapados, aparatos eléctricos arruinados, alfombras y paneles de revestimiento apilados en los jardines.

No es un panorama bello, pero muestra que la cuarta ciudad más grande del país comienza a recuperarse después de que inundaciones catastróficas dejaron muchas viviendas y caminos bajo varios decímetros de agua en algunos sitios.

Las autoridades de Houston dijeron que aún evalúan los daños en toda la ciudad y todavía no tienen los cálculos de qué porcentaje fue inundado por Harvey ni qué tanto sigue bajo el agua.

“Cada pedazo de la ciudad de Houston tenía agua de las inundaciones, en las calles o en las residencias”, dijo Michael Walter, portavoz de la Oficina de Houston para el Manejo de Emergencias.

Una vez que se hayan efectuado las evaluaciones de daños, eso “nos dará un mejor panorama de cuántas viviendas se inundaron y nos dará una mejor idea del impacto de este evento”, agregó.

El Distrito de Control de Inundaciones del condado Harris ha calculado que el 70% de la masa terrestre del condado, aproximadamente 3.366 kilómetros cuadrados (1.300 millas cuadradas), estaba sumergido en cuando menos 45 centímetros (un pie y medio) de agua. Houston se encuentra en el condado Harris.

La cifra del 70% incluye no sólo la inundación de viviendas, sino también las calles y las áreas verdes del condado, dijo Karen Hastings, portavoz del distrito de control de inundaciones.

Las autoridades carecían de un cálculo de qué porcentaje del condado Harris sigue inundado a consecuencia de la tormenta.

Un punto que sigue siendo muy problemático es el de los vecindarios en el oeste de Houston donde aproximadamente 4.600 apartamentos y casas siguen inundados debido al desalojo de agua de dos presas que tienen que ser desfogadas tras las lluvias torrenciales desatadas por Harvey. Se prevé que esas viviendas continúen inundadas una semana o más hasta que se reduzca la expulsión de agua de los embalses.

Harvey azotó la costa de Texas el 25 de agosto como huracán de categoría 4. Al menos 70 decesos han sido atribuidos al meteoro.