Perro Tascha
Imagen del perro Tascha junto al niño Dylan. FACEBOOK

Hace seis años que Dylan Gerzmehlem, un niño alemán de 10 años en estado vegetativo desde que nació, tiene un ángel de la guarda especial que no se separa de él. La perra Tascha acude todas las mañanas a verle: le ajusta la manta, le lame los pies y se arrima a la cara del pequeño.

Cada vez que el perro está con él, nuestro hijo responde. Es feliz Su presencia es tan influyente que incluso las máquinas que monitorizan la respiración y el corazón de Dylan muestran que las constantes del niño mejoran cuando ella está junto a él, e incluso los padres de Dylan, Eckhard y Bárbara, y los médicos, aseguran que entre ambos hay un vínculo que no debería romperse.

No obstante, la relación entre niño y perro podría tener los días contados debido a que Tascha mordió al perro de un vecino en una pelea. Para las autoridades alemanas, esta conducta supone un motivo para que el animal sea separado del pequeño Dylan.

La raza de Tascha, una Staffordshire bull terrier, está clasificada como de un perro peligroso en el estado de Brandeburgo, adonde se mudaron los padres de Dylan para tener al niño en un entorno más tranquilo, alejado de la capital. Hasta ahora su raza no suponía ningún problema para este animal, que fue esterilizado, recibió un entrenamiento específico y superó las pruebas de temperamento.

"Cada vez que el perro está con él, nuestro hijo responde. Es feliz", ha indicado Eckhard, el padre de Dylan, al diario Daily Mail. "Su respiración se vuelve más tranquila, su ritmo cardíaco se cae. Esto se debe al perro", ha añadido.

La historia de Tascha ha provocado un revuelo en las redes sociales, especialmente en Facebook, donde miles de personas se han movilizado a través de una página y amenazan con salir a la calle en protestas para mantener juntos al niño Dylan y a la perra Tascha.

Para esta especial pareja todavía queda un rayo de esperanza: los padres de Dylan mantendrán una reunión con el alcalde del pueblo de Schonwalde —donde residen—. Si consiguen demostrar que Tascha es un 'perro de terapia', tratarán de encontrar una solución, explicó un portavoz de la alcaldía. El padre de Dylan no las tiene todas consigo. "Ya trataron varias veces de llevársela para matarla. Me creeré (que Tascha se salva) cuando lo vea. Pero es una señal de esperanza".