Periodistas franceses enjuiciados por “difamar” a Azerbaiyán

Dos periodistas franceses son enjuiciados en París el martes, acusados por Azerbaiyán de difamación por decir que el gobierno es una “dictadura”, en una causa inusual que activistas consideran un...

Dos periodistas franceses son enjuiciados en París el martes, acusados por Azerbaiyán de difamación por decir que el gobierno es una “dictadura”, en una causa inusual que activistas consideran un esfuerzo para exportar la censura.

El caso parece ser el primero donde un gobierno extranjero pide a Francia que se procese a periodistas por difamación.

Además, el juicio comienza en momentos en que numerosas organizaciones europeas de prensa publicaron una investigación conjunta sobre amplia corrupción y lavado de dinero en Azerbaiyán, incluyendo sobornos a políticos europeos.

Elise Lucet y Laurent Richard están acusados de difamación por un reportaje investigativo del 2015 para la televisora France-2. Las multas por difamación usualmente son de hasta 12.000 euros.

Reporteros Sin Fronteras será testigo en apoyo de la defensa, al igual que un periodista azerbaiyano y un activista de derechos humanos de ese país en exilio.

La organización dijo que la demanda es “un acto de intimidación que resalta el desprecio del gobierno de Azerbaiyán hacia la libertad de expresión. No satisfecho con erradicar el pluralismo en el país, el régimen ataca ahora a sus críticos en el exterior”.

El gobierno de Azerbaiyán, con enormes recursos petroleros, ha sido criticado desde hace tiempo por violaciones de derechos humanos y reprimir la disidencia. El presidente Ilham Aliyev sucedió a su padre como gobernante y se aseguró nuevos poderes en un referéndum reciente.

La agencia noticiosa independiente azerbaiyana Turan suspendió sus actividades el mes pasado luego que sus cuentas bancarias fueron congeladas y su director arrestado por cargos de evasión de impuestos. Grupos de derechos humanos dicen que los cargos son falsos. El último diario opositor, Azadlig, suspendió su publicación tras el arresto de su director el año pasado. El acceso a algunos sitios web de la oposición está bloqueado.

Reporteros sin Fronteras dice que al menos 16 periodistas, blogueros y empleados de la prensa están actualmente en prisión en Azerbaiyán.