Tropas de Damasco rompen sitio de 3 años en el este de Siria

Fuerzas del ejército de Siria y aliadas llegaron el martes a la ciudad oriental de Deir el-Zour, rompiendo un asedio de casi tres años del grupo extremista Estado Islámico en partes de la disputada...

Fuerzas del ejército de Siria y aliadas llegaron el martes a la ciudad oriental de Deir el-Zour, rompiendo un asedio de casi tres años del grupo extremista Estado Islámico en partes de la disputada urbe, próxima a la frontera con Irak, dijeron un comando del ejército y una organización que monitorea la guerra.

El fin del asedio de Deir el-Zour, que tenía zonas controladas por grupos extremistas desde el enero de 2015, supone una nueva victoria para el presidente Bashar Assad, cuyas fuerzas han estado avanzando en varios frentes contra el Estado Islámico y otros grupos insurgentes en el último año.

También pone fin a una crisis humanitaria para las cerca de 70.000 personas que sobrevivieron gracias a paquetes de alimentos y provisiones lanzadas desde aviones durante el asedio de 32 meses. Medios estatales sirios dijeron que docenas de camiones con ayuda humanitaria esperan para ser despachados.

El comando del ejército dijo en un comunicado que llegar a Deir el-Zour significa "un cambio estratégico en la guerra contra el terrorismo", y que la ciudad será usada como "zona de despliegue para ampliar los operativos militares en la región".

La televisora estatal siria reportó que los soldados llegaron a las afueras al oeste de la ciudad y rompieron el sitio tras la caída de las defensas del Estado Islámico. Rami Abdurrahman, director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo que monitorea el conflicto sirio desde Gran Bretaña, también reportó que los soldados habían puesto fin al asedio.

Los milicianos "cedieron fácilmente y usaron muchos coches suicidas ayer, pero no pudieron resistir mucho", dijo el activista de oposición Omar Abu Laila, quien actualmente vive en Europa pero es de Deir el-Zour y está en contacto con la gente de allí.

El Estado Islámico ha sufrido una seria de grandes reveses en los últimos meses. Las fuerzas iraquíes sacaron en junio a los extremistas de la segunda ciudad de Irak, Mosul, y las fuerzas sirias respaldadas por la coalición liderada por Washington han retomado más de la mitad de la ciudad de Raqqa, que el Estado Islámico autoproclamó como capital en el pasado.

Las tropas sirias y milicias aliadas, con ayuda de la aviación rusa, llevaban meses avanzando hacia Deir el-Zour, la capital de una provincia homónima rica en petróleo.

Deir el-Zour está en el valle del río Éufrates, que va hasta la frontera iraquí, abarcando varios pueblos y aldeas, y es el más grande bastión que le queda al Estado Islámico. Los extremistas todavía controlan cerca del 60% de la ciudad, y a las fuerzas de Assad les podría tomar meses sacarlos de allí.

____

Los periodistas de The Associated Press Nataliya Vasilyeva en Moscú y Albert AJi en Damasco contribuyeron a este despacho.