Santos anuncia cese bilateral del fuego con el ELN

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció el lunes un cese bilateral del fuego con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) en el marco de los diálogos en busca de un acuerdo...

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció el lunes un cese bilateral del fuego con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) en el marco de los diálogos en busca de un acuerdo de paz y dos días antes de la visita del papa Francisco al país.

El alto al fuego entrará en vigencia el 1 de octubre y se extenderá por 102 días, indicó el mandatario en un acto público en la casa de gobierno en Bogotá. “Se irá renovando a medida que se cumpla y se avance en las negociaciones”, agregó.

El ELN inició en febrero los diálogos formales con los delegados de la administración de Santos en la capital de Ecuador.

En Quito, las partes dieron a conocer detalles del cese del fuego que busca reducir “la intensidad del conflicto armado con el objetivo primordial de mejorar la situación humanitaria de la población”, según leyó en rueda de prensa Juan Meriguet, delegado de Ecuador para las negociaciones.

Añadió que se establecerá un mecanismo integrado por las partes, la Iglesia católica y la Organización de las Naciones Unidas “con el doble propósito de prevenir e informar cualquier incidente”.

Poco antes del anuncio en la capital ecuatoriana, Santos dijo que durante la vigencia del convenio “cesarán los secuestros, los ataques a los oleoductos y demás hostilidades contra la población civil”. A su vez, remarcó que el papa “llega en un momento único de nuestra historia. Viene a hacernos una invitación especial, que nos llegará al alma, viene a que demos entre todos un paso hacia la reconciliación”.

Francisco tiene previsto cumplir una visita de cuatro días desde el 6 de septiembre en los que mantendrá encuentros con fieles en Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena.

El representante del ELN, Pablo Beltrán, afirmó en Quito que “el primer milagro de la visita (papal) es este cese” y sostuvo que los integrantes de la guerrilla “estamos comprometidos en que avance este proceso y que sepa Latinoamérica y el Caribe que, así sea modesto, éste es nuestro aporte para que llegue la paz al continente”.

Pese al acercamiento con el gobierno, el ELN —que según las autoridades está conformado por unos 1.500 hombres— continuó sus ataques contra la infraestructura petrolera y puestos policiales en diferentes zonas del país.

En lo que va del año, el ELN realizó 43 ataques contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, el segundo más importante del país, y mantuvo varios enfrentamientos con el ejército y la policía. El año pasado hubo más de 50 ataques, según la empresa estatal Ecopetrol.

Horas después, el ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas, mostró en rueda prensa su satisfacción ante el acuerdo y destacó que es un momento de “decisión política muy transcendental para Colombia y para nuestra fuerza pública”.

Agregó que confía en que la verificación del cese al fuego se desarrollará con la misma capacidad y profesionalismo que ha tenido Naciones Unidas con la reciente firma de paz con las FARC.

“Este año el ELN ha tenido 244 desmovilizados, 469 capturas y 30 muertos en desarrollo de operaciones militares para un total de 743 neutralizados en sus filas y por parte de nuestra fuerza pública han sido asesinados 16 uniformados y heridos 56”, agregó Villegas.

Ariel Ávila, de la Fundación Paz y Reconciliación, dijo a The Associated Press que el cese al fuego es un alivio humanitario para miles de personas que han sido afectadas por este conflicto. “Es un paso muy importante hacia la confianza del proceso de paz y sobre todo la venida del papa Francisco era la única cosa que podía agilizar eso, porque la mesa de negociación venía o está en este momento estancada”.

Juan Camilo Restrepo, delegado del gobierno colombiano, dijo que esta pausa a las hostilidades es “el más importante acuerdo al que hemos llegado” aunque aún queda un largo camino por recorrer.

“No es un acuerdo sobre el silenciamiento de los fusiles entre las fuerzas contendientes durante unos meses, es también, y sobre todo, un acuerdo para ir aliviando las tribulaciones de la sociedad civil, que la que más duramente recibe los golpes y la pesadumbre de un conflicto de esta índole”, añadió.

La fase pública de los diálogos entre los delegados del gobierno colombiano y del ELN comenzó en Quito el 6 de febrero con el apoyo de cinco países garantes: Brasil, Cuba, Chile, Noruega y Venezuela.

Santos recordó que también un 4 septiembre pero cinco años atrás se anunció el acuerdo marco con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que condujo al acuerdo de paz definitivo alcanzado con esa guerrilla en noviembre de 2016.

Como sucedió con las FARC, que negociaron con el gobierno colombiano entre noviembre de 2012 y septiembre de 2016 en La Habana, el diálogo con el ELN se inició sin un cese del fuego.

El mandatario colombiano llamó en la mañana a su homólogo ecuatoriano Lenín Moreno para agradecer los esfuerzos de Ecuador para la consecución del cese del fuego.

El ELN publicó en su cuenta de Twitter una fotografía de Beltrán dándose la mano con Restrepo junto a la frase “¡Sí se pudo!”.

---------

César García reportó desde Bogotá.