Barcos reducen su velocidad para ayudar a proteger a orcas

Los barcos que transitan a través de un estrecho muy concurrido cerca de las islas de San Juan, en el estado de Washington, están reduciendo su velocidad como parte de un estudio para determinar si...

Los barcos que transitan a través de un estrecho muy concurrido cerca de las islas de San Juan, en el estado de Washington, están reduciendo su velocidad como parte de un estudio para determinar si eso puede reducir el ruido y beneficiar a una pequeña población de orcas en peligro de extinción.

Las orcas del estrecho de Puget pasan los meses del verano en ese importante canal marítimo, hábitat crítico para estos mamíferos marinos.

La prueba, liderada por la Autoridad Portuaria de Vancouver Fraser, es parte de los intentos por entender si la reducción de las velocidades de los barcos comerciales puede reducir el ruido submarino. Las orcas utilizan clics, llamados y otros sonidos para navegar, comunicarse y buscar alimento, salmón principalmente.

El ruido y otros efectos de las embarcaciones son unas de las principales amenazas que enfrentan las ballenas. La falta de presas y la contaminación son las otras. Actualmente hay 78 orcas en el estrecho.

El ensayo de dos meses pidió a los barcos de crucero, transbordadores, contenedores a granel y otros buques comerciales que bajen voluntariamente su velocidad a 11 nudos cuando naveguen por el estrecho de Haro. La velocidad media de los buques oscila entre los 13 nudos para los graneleros y los 18 nudos para los portacontenedores. El proyecto comenzó a principios de agosto y termina el 6 de octubre.

Casi cinco decenas de participantes de la rama de la navegación comercial, entre ellos Washington State Ferries y Holland America Line, han acordado formalmente reducir la velocidad cuando sea factible y seguro, dijeron las autoridades portuarias. También se anima a los barcos recreativos y de observación de ballenas a que disminuyan su velocidad.