Texas: Incendian sustancias inestables en planta química

Las autoridades efectuaron el domingo una quema controlada de sustancias altamente inestables en una planta de productos químicos dañada por Harvey en Houston y según funcionarios era necesario...

Las autoridades efectuaron el domingo una quema controlada de sustancias altamente inestables en una planta de productos químicos dañada por Harvey en Houston y según funcionarios era necesario neutralizar esos materiales porque habían causado antes explosiones en el lugar.

Era posible observar flamas pequeñas sobre estructuras chamuscadas que emitían una cantidad limitada de humo en la planta de la empresa Arkema, en la localidad de Crosby, en las afueras de Houston.

Sam Mannan, experto en seguridad de sustancias de la Universidad de Texas A&M, dijo que el humo gris era indicio de una combustión más completa con menos de químicos restantes. Para el domingo en la noche, las autoridades dijeron que todos los fuegos en la planta estaban apagados.

Las autoridades descartaron que las “medidas diligentes” para quemar seis remolques restantes acarrearon peligros adicionales a la comunidad.

Continuaba vigente la orden de desalojo de las personas que viven a 2,4 kilómetros (1,5 millas) a la redonda de la planta. La jefatura de bomberos dijo que las agencias a nivel estatal, federal y local mantendrán su vigilancia del aire.

Tres remolques que contenían compuestos inestables se habían incendiado antes en la planta después de que las inundaciones por Harvey inutilizaran los electrógenos de respaldo y la refrigeración necesaria para impedir el deterioro y combustión de las sustancias.

Algunos funcionarios de Houston subrayaron que la recuperación tras el paso de Harvey había comenzado y el alcalde Sylvester Turner declaró que la llamada cuarta ciudad más grande de Estados Unidos estaba “abierta a las actividades”.

Sin embargo, en el terreno la realidad era distinta de lugar a lugar.

Cuadrillas de electricistas fueron casa por casa para cortar la energía y advertir del peligro de nuevas inundaciones a quienes permanecían en sus viviendas en la parte oeste de la ciudad. Las corrientes no provendrían de las lluvias sino de las descargas de agua de las represas que están a tope.

Permanece vigente una orden de evacuación obligatoria para miles de viviendas en Houston, aunque al parecer unas 300 personas se rehusaban a desalojar sus casas.

Harvey azotó Texas el 25 de agosto como un huracán categoría 4, pero ya como tormenta tropical causó las peores inundaciones a Houston y otras comunidades. Las precipitaciones alcanzaron 1,3 metros (52 pulgadas en algunas partes) y las autoridades atribuyen 44 fallecimientos al temporal.

El presidente Donald Trump solicitó al Congreso que autorice la canalización de 7.900 millones de dólares para acciones de asistencia y recuperación tras el paso de Harvey.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dejó entrever que el costo de la recuperación podría alcanzar 180.000 millones de dólares.

Algunos habitantes de la zona, en la que hay casas de dos niveles rústicas y de ladrillo con prados recortados cerca del río Buffalo Bayou, continuaban desalojadas. Sin embargo, personas regresaron brevemente el domingo para rescatar algunas cosas, entre ellas fotos familiares.

___

Weissert informo desde Austin, Texas. Los periodistas de The Associated Press, Jamie Stengle, en Dallas; Kelly P. Kissel, en Port Aransas, ; Jay Reeves, en Liberty, y Johnny Clark, en Vidor, todos en Texas, contribuyeron a este despacho.