Dirigentes de la comunidad latina de Nueva Jersey discrepan sobre la interpretación de declaraciones recientes del gobernador Chris Christie acerca de un proyecto de ley que otorgaría a inmigrantes en situación irregular la matrícula universitaria reducida que pagan los residentes del estado.

Christie dijo por radio que tenía objeciones al proyecto, lo cual hizo dudar a algunos latinos de que alguna vez sancionaría la ley,

Christie dijo a la Latino Leadership Alliance el mes pasado que apoyaba la igualdad en las matrículas para "todos en Nueva Jersey".

Pero el gobernador republicano aparentemente se retractó días atrás cuando dijo que no sancionaría la ley aprobada por el Senado estatal.

Christie dijo por radio que tenía objeciones al proyecto, lo cual hizo dudar a algunos latinos de que alguna vez sancionaría la ley.

Un grupo estudiantil de cabildeo acusó a Christie de cambiar de posición como una veleta.

Pero Martín Pérez, amigo de Christie y dirigente de la alianza latina que lo apoya, dijo a la Associated Press que no existen motivos para dudar de la posición del gobernador.