Vagabundo en la calle
Un vagabundo duerme a la intemperie. ARCHIVO

Un ex infante de Marina acusado de asesinar a cuatro hombres sin hogar, así como a una mujer y un hijo de ella, murió el jueves en un hospital de California después de enfermar en su celda, informaron las autoridades.

Se pidió pena de muerte por asesinar a cuchilladas a cuatro indigentes Los agentes descubrieron el miércoles que Itzcóatl Ocampo, de 25 años de edad, estaba enfermo en su celda individual, por lo que lo llevaron a un hospital, dijo el teniente de la policía del condado de Orange Jeff Hallock.

Ocampo fue declarado muerto a las 13:30 horas del jueves. No se supo de inmediato la causa de su muerte y la autopsia se realizará en los próximos días.

Los fiscales pidieron la pena de muerte contra Ocampo, nativo de México, por los asesinatos a cuchilladas de cuatro indigentes entre finales de 2011 y principios de 2012 en lo que llamaron una juerga de homicidios sólo por la emoción de matar.

Una plaga para la comunidad

El ex infante de Marina atacó a sus víctimas desamparadas porque eran vulnerables y porque sentía que eran una plaga para la comunidad, dijeron las autoridades.

Ocampo, quien fue dado de baja de la Marina en 2010, también enfrentaba a cargos de asesinato por la muerte de una mujer de 53 años y un hijo de ella en octubre de 2011.

Él dijo a los investigadores que planeaba matar a 16 personas, siguiendo los pasos del llamado asesino de la torre de la Universidad de Texas Charles Whitman, otro ex infante de Marina.

Ocampo dijo que no tenía antecedentes de problemas psicológicos y que sintió la necesidad de matar después de que sus supervisores en la Marina no lo asignaron a combate sino a conducir camiones con agua o con tierra en una base militar en Irak.