Seis de cada 10 latinos consideran que hay un "conflicto fuerte" entre los inmigrantes y los ciudadanos estadunidenses de nacimiento, según un sondeo del Centro de Investigación Pew divulgado el jueves aquí.

La cifra es mayor en comparación con el 52 por ciento de los anglosajones y el 56 por ciento de los afroestadunidenses que consideran que existe ese conflicto fuerte entre inmigrantes y no inmigrantes.

Los norteamericanos, asimismo, consideran en su mayoría que hay conflictos "fuertes" o "muy fuertes" entre ricos y pobres En la población estadunidense en general, el 55 por ciento de los adultos dice que existen esos conflictos, un porcentaje menor al 62 por ciento reflejado a finales de 2011.

Por otro lado, el 58 por ciento de los estadunidenses afirma que hay conflictos "muy fuertes" o "fuertes" entre los ricos y los pobres, una reducción del 66 por ciento en 2011.

Una gran mayoría de estadunidenses, el 81 por ciento, afirma que hay un conflicto fuerte entre los partidos Republicano y Demócrata, el 39 por ciento percibe conflictos entre afroestadunidenses y los blancos y el 29 por ciento entre los jóvenes y las personas mayores.

El sondeo fue dado a conocer en momentos en que la Casa Blanca, el Congreso, al igual que grupos sindicales, religiosos, empresariales y no gubernamentales, coinciden en la necesidad una reforma migratoria que legalice a unos 11 millones de indocumentados.

Asimismo, el presidente Barack Obama y los legisladores, en medio de diferencias partidistas, se preparan para debatir si se eleva el techo de la deuda y evaluar recortes de programas gubernamentales mientras evitan aumentos de impuestos a la clase media.

La encuesta, con un margen de error de 2.2 puntos porcentuales, se realizó entre el 28 de noviembre al 5 de diciembre del año pasado a dos mil 511 estadounidenses.