México: cuatro muertos por la tormenta Lidia en Los Cabos

Turistas extranjeros varados, calles inundadas y comercios cerrados conformaban el panorama que la tormenta tropical Lidia dejaba el viernes a su paso por el municipio de Los Cabos, donde al menos...

Turistas extranjeros varados, calles inundadas y comercios cerrados conformaban el panorama que la tormenta tropical Lidia dejaba el viernes a su paso por el municipio de Los Cabos, donde al menos cuatro personas perdieron la vida por causas relacionadas con las intensas lluvias que anegaron diversas zonas del estado de Baja California Sur y provocaron la evacuación de cientos de personas.

El alcalde de Los Cabos, Arturo de la Rosa Escalante, informó el viernes por la mañana de cuatro decesos en su municipio: una mujer que fue arrastrada por la corriente en una calle inundada y se ahogó; dos personas que murieron electrocutadas por los daños que ocasionó Lidia; y un bebe que fue arrebatado de los brazos de su madre por el agua cuando la mujer iba por una zona de riesgo.

De la Rosa agregó que una persona se encuentra desaparecida.

Durante la madrugada del viernes, las autoridades, que no descartan que la cifra de muertos pueda aumentar, no daban abasto para atender las llamadas de emergencia y rescatar a personas que quedaron atrapadas en medio de los arroyos.

Varios vehículos fueron arrastrados y hubo familias de viviendas muy precarias que se quedaron atrapadas y tuvieron que esperar a que les ayudaran los equipos de rescate, indicó Juan Carlos Guevara, responsable de Protección Civil de Cabo San Lucas.

Elementos de la Gendarmería Nacional, junto con oficiales de Tránsito y Vialidad, resguardaban el acceso a Cabo San Lucas, pues la carretera hacia San José del Cabo estaba cerrada a la circulación por los daños ocasionados por las lluvias.

“Estuvo fuerte la lluvia. Vi cómo las calles se inundaban en el Centro de Cabo San Lucas, por lo que la noche del jueves nos quedamos aquí”, explicaba John Goodman el viernes, un turista procedente de San Diego, California, que estaba de vacaciones con su esposa e hija, e intentaba llegar hasta el hotel donde estaba hospedado en la zona conocida como “corredor turístico”.

Según Luis Genero Ruiz, titular de Secretaría de Turismo Estatal, unos 20.000 turistas extranjeros están varados en la zona, ya que las aerolíneas suspendieron sus vuelos procedentes de ciudades importantes de Estados Unidos.

La fuerza de los vientos asociados al meteoro aminoraron a 85 kilómetros por hora (50 millas por hora) a última hora del viernes, y la previsión indica que seguirá debilitándose en los próximos días en su avance hacia una zona montañosa, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Se espera que Lidia, que tocó tierra a primera hora del viernes al oeste de la capital del estado, La Paz, se convierta en un frente de bajas presiones a última hora del sábado o el domingo.

El vórtice de la tormenta estaba a unos 115 km (70 m) al sur-suroeste de Santa Rosalía, México, y se movía en dirección noroeste a unos 19kmh (12 mph).

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, se trasladó el viernes por la tarde a la zona afectada con cien elementos de la Policía Federal para atender los daños provocados por Libia, informó en su cuenta de Twitter.

En Cabo San Lucas, policías municipales y elementos de la Gendarmería patrullaban las calles para evitar actos de rapiña.

Mientras tanto, en el Atlántico, el huracán de categoría 3 Irma seguía su avance y podría llegar al Caribe oriental a principios de la próxima semana. Tenía vientos sostenidos máximos de casi 185 kmh (115 mph) y avanzaba hacia el oeste a 22 kmh (14 mph).

Se espera que este huracán sea extremadamente peligroso en los próximos días. Por el momento no hay ninguna advertencia en vigor.