Agentes aduanales detuvieron a dos personas e interceptaron un cargamento de 120 kilogramos de mariguana que habían dejado caer desde un aeroplano ultraligero que cruzó la frontera de California, se informó.

Uno de los detenidos es un indocumentado mexicano La oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó que el avión ultraligero cruzó la frontera desde Tijuana y dejó caer diez bultos con la droga atados a una estructura tubular.

La droga cayó cerca del aeropuerto Brownfield, que se encuentra apenas dos kilómetros al norte de la frontera en la zona de Otay en el condado de San Diego.

Autoridades federales ubicaron la droga con apoyo de un helicóptero y esperaron para luego arrestar a dos personas que se aproximaban en un vehículo a recoger la mariguana.

Uno de los detenidos es un indocumentado mexicano y el otro es residente legal en el país.

De acuerdo a estimaciones de CBP, la mariguana interceptada tendría un valor de unos 157 mil dólares.

El avión superligero regresó a territorio mexicano antes de ser interceptado, informó la institución.