El presidente Barack Obama perdonó este miércoles a "Popcorn", un pavo de plumas blancas procedentes de Minnesota, como parte de las celebraciones del Día de Acción de Gracias, que se festeja en Estados Unidos este jueves.

El perdón presidencial del pavo, una tradición originada en la presidencia de Harry Truman, precede el principal feriado nacional de Estados Unidos, enraizado en la historia de esta nación de inmigrantes.

"Esto es esencialmente una fiesta americana y durante esta época damos gracias a nuestros amigos y a la familia", dijo Obama, quien llegó de buen humor acompañado de sus hijas Sasha y Malia.

Los dos pavos, que se mantuvieron cooperativos durante la ceremonia fuera de la Casa Blanca, llegaron desde Badger, Minnesota, en compañía de estudiantes de una escuela preparatoria del estado.

Los dos pavos fueron seleccionados de entre un grupo de 80 pavos. Otras dos aves menos afortunadas serán donadas por la familia Obama a una organización de atención a personas indigentes.