España: Sospechosos de ataques estuvieron en Francia

Algunos implicados en los ataques terroristas en España pasaron una noche en Francia la semana previa a los atentados, dijeron las autoridades francesas el miércoles. Por su parte, los investigadores...

Algunos implicados en los ataques terroristas en España pasaron una noche en Francia la semana previa a los atentados, dijeron las autoridades francesas el miércoles. Por su parte, los investigadores españoles hallaron un cinturón con explosivos en la casa donde intentaron fabricar bombas.

Un auto Audi A3 observado en Francia el 11 y 12 de agosto es el mismo utilizado en el ataque en Cambrils el 18 de agosto, dijo el fiscal de París, Francois Molins. Una mujer murió atropellada allí y la policía mató a cinco sospechosos.

Investigadores franceses trabajan “en estrecho contacto” con sus colegas españoles “para determinar la razón precisa de este viaje relámpago... y si los terroristas tuvieron contacto con otra gente en territorio francés”, dijo Molins.

Por otra parte, un funcionario policial francés con conocimiento de la investigación dijo que varios hombres que llegaron en el Audi pernoctaron en un hotel en el suburbio parisino de Malakoff, fueron a un centro comercial y compraron una cámara. El funcionario habló bajo la condición reglamentaria de anonimato.

En España, la policía reveló el hallazgo de un cinturón cargado de explosivos entre los escombros de una casa en Alcanar, al sur de Barcelona. Una explosión en dicha vivienda en la víspera del ataque con camioneta en Las Ramblas alteró los planes de colocar explosivos en edificios importantes de la ciudad, de acuerdo con documentos judiciales.

Seis de los agresores abatidos por la policía _cinco el viernes y uno el lunes_ llevaban cinturones explosivos falsos.

No estaba claro si el cinturón hallado en la casa de Alcanar era el que pensaba usar el imán Abdelbaki Es Satty, presunto autor intelectual de los ataques y reclutador de la célula de acuerdo con las declaraciones de dos detenidos.

La semana pasada, la policía encontró en esta vivienda un centenar de tanques de gas butano, clavos para usar como esquirlas y 500 litros de acetona, un líquido altamente inflamable que se usa en la fabricación de TATP, un explosivo utilizado por milicianos del grupo Estado Islámico.

Trece personas murieron el jueves cuando una camioneta zigzagueó por el paseo peatonal Las Ramblas de Barcelona y otra fue apuñalada por el conductor durante su fuga.

Una mujer, la 15ta víctima fatal, murió cuando los atacantes en Cambrils, armados con cuchillos, entraron con el Audi a un paseo peatonal.

El ministro del Interior francés Gerard Collomb dijo que el auto fue señalado por exceso de velocidad en las afueras de París antes de los ataques.

“Tratamos de determinar por qué los autores de los ataques vinieron a París y qué hicieron en la región parisina”, dijo Collomb el miércoles, acompañado por su colega español Juan Ignacio Zoido.

Zoido destacó la necesidad de fortalecer la cooperación antiterrorista internacional para prevenir ataques futuros, mientras la investigación española se concentra en posibles lazos de la célula en el exterior. La mayoría de sus miembros eran marroquíes o de origen marroquí.

Las autoridades marroquíes han arrestado al menos a un hombre en relación con la investigación, según la agencia Europa Press.

Es Satty pasó tres meses a principios de 2016 en la ciudad belga de Vilvoorde, conocida como lugar de reclutamiento del Estado Islámico y actividad yihadista. El alcalde Hans Bonte dijo que la policía había tomado contacto con las autoridades catalanas en ese momento, las cuales dijeron que Es Satty no tenía vínculos con la violencia extremista.

El procurador federal belga dijo el miércoles que inició una investigación sobre la presencia de Es Satty en el país.

La policía también analizaba el material encontrado en los allanamientos en dos localidades en el nordeste del país, dijo una vocera de la policía regional.

La policía declinó concretar qué había encontrado en los cateos del martes por la noche en un cibercafé en Ripoll y una casa en Vilafranca del Penedès. La operación continuaba abierta.

Vilafranca está a 15 kilómetros (9 millas) de donde murió el lunes baleado por la policía Younes Abouyaaqoub, el supuesto conductor del ataque con una camioneta en Barcelona.

Se sabe que Abouyaaqoub, quien mató a puñaladas a otra persona durante su fuga el jueves, se cambió de ropa y portaba cuchillos y un cinturón bomba falso, entre el ataque del jueves y su muerte el lunes.

Los interrogatorios en la corte el martes esclarecieron más detalles del desarrollo de los sucesos durante las horas posteriores a la matanza en Las Ramblas de Barcelona el 17 de agosto.

Otro miembro de la célula abandonó esa tarde otra camioneta alquilada que sufrió un accidente en una autopista cerca de Cambrils, una población costera al sur de Barcelona.

Según la investigación policial, se reunió con cuatro miembros que compraron cuatro cuchillos y un hacha en Cambrils tres horas antes de que los abatiera la policía cuando atacaron a peatones en el paseo marítimo. Una mujer murió en el ataque.

___

Los periodistas de The Associated Press Elaine Ganley y Lori Hinnant en París, y Lorne Cook en Bruselas contribuyeron a este despacho