Frontera México Estados Unidos
Frontera entre Tijuana y San Ysidro, California. Matt H. Wade / Wikipedia

Personal de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) apostados en los cruces internacionales que van desde Brownsville hasta Del Río, en Texas, pondrán en marcha diversos mecanismos para agilizar la internación a territorio estadunidense.

El portavoz de la CBP, Phillip Barrera señaló, que estas medidas se aplicarán a partir del próximo miércoles, previo a la temporada navideña, fecha en la que el aforo de visitantes se incrementa hasta en 20 por ciento.

Tradicionalmente, se incrementa el aforo de visitantes a territorio de Estados Unidos, a partir del Día de Acción de Gracias, seguido por el llamado "Viernes Negro" y enseguida el periodo navideño, subrayó.

Mencionó que con el fin de agilizar la internación de los visitantes y que el tiempo de espera no sea tan prolongado, las garitas aduanales de los ocho cruces internacionales, desde Brownsville hasta Del Río, permanecerán abiertas en su totalidad, en atención a los visitantes.

Refirió que personal de la CBP difunde algunas recomendaciones a los visitantes, entre las que destaca asegurarse de llevar la documentación que permite la internación a ese país, en su caso, visa láser, pasaporte, tarjeta de residencia o ciudadanía, entre otros.

Asimismo, dijo que contarán con agentes disponibles para abrir las casetas de revisión que sean necesarias y de esa manera hacer las inspecciones de forma más rápida y eficiente, "sin dejar de realizar nuestra labor de seguridad fronteriza".

Expresó que históricamente el período navideño es el que registra mayor aforo vehicular y peatonal en los cruces fronterizos entre Texas y Tamaulipas, por lo que a partir del próximo miércoles, se establecerá un programa de agilización en el proceso de revisión.

Exhortó a los usuarios a evitar internar alimentos, plantas y animales, entre otros productos que está prohibido introducir a esa nación, así como declarar el traslado de 10 mil dólares o más en efectivo y organizar con tiempo su ingreso, ya que en temporada navideña, el lapso de espera puede superar las dos horas.