Para curar al afligido portal de la nueva ley de salud Healthcare.gov será una tarea más compleja de lo que reconoce el gobierno de Barack Obama, dijeron expertos en tecnología.

El sitio web ha sufrido problemas técnicos desde su lanzamiento del 1 de octubre "Costará mucho dinero de los impuestos para que esto resulte", dijo Bill Curtis, vicepresidente y jefe científico en CAST, una firma francesa de análisis de software que tiene oficinas en Estados Unidos.

Curtis señaló que los programadores y analistas de sistemas comienzan a arreglar las páginas en internet solucionando las fallas que pueden ver. Pero basados en el análisis hecho al cibersitio, el experto cree que las actuales reparaciones posiblemente revelen problemas más profundos, lo que dificulta predecir cuándo quedarán solucionados los problemas del portal.

"¿Funcionará algún día? Sí, porque tienen que hacer que funcione", indicó. "Pero va a salir muy caro".

Curtis y otros ejecutivos de tecnología dicen que los problemas del sitio son resultado del mal manejo de las muchas partes que lo conforman. También creen, como ha revelado un testimonio legislativo, que el sitio no tuvo suficientes pruebas una vez que todos los sistemas fueron colocados.

Página web costó más de 600 millones de dólares

La página web del canje federal de seguro médico —que costó a los contribuyentes más de 600 millones de dólares crear, de acuerdo con la Oficina de Contraloría del Gobierno— ha sufrido problemas técnicos desde su lanzamiento del 1 de octubre. Desde entonces, todos, desde funcionarios de la Casa Blanca a los contratistas que trabajaron en la elaboración del sitio web han sido mandados llamar por los comités del Congreso a fin de determinar qué salió mal y deslindar responsabilidades.

La Casa Blanca originalmente prometió que la página de internet funcionaría sin problemas para finales de noviembre. Pero en una conferencia de prensa la semana pasada, el presidente Obama dijo que no podía garantizar que el cibersitio estaría libre de errores para entonces.

Se supone que el sitio HealthCare.gov funcione como un mercado donde el usuario pueda ingresar su información personal, buscar y suscribirse a la cobertura de atención médica requerida. Pero el cibersitio es una colcha de retazos de todo tipo. Amontona aportaciones de varios contratistas del gobierno e intentos por integrar la estructura con los sistemas de las compañías de seguros participantes.