Antisemitismo nazi
Imagen de archivo de un ejemplo de antisemitismo en Alemania en el año 1933. WIKIPEDIA

Un carpintero jubilado de Minnesota, que según una investigación de junio fue un comandante en una unidad nazi de las SS, ordenó a sus hombres que atacaran una aldea polaca que fue arrasada, según un testimonio recién descubierto por The Associated Press.

El relato de la matanza, en la que murieron decenas de mujeres y niños, contradice las declaraciones de los familiares del hombre de que nunca estuvo en el lugar de los hechos en 1944.

En junio, una investigación de la AP descubrió que Michael Karkoc ingresó a Estados Unidos en 1949 al no revelarles a las autoridades estadounidenses su papel como comandante de la Legión Ucraniana de Autodefensa encabezada por las SS, acusada de incendiar aldeas y de matar civiles en Polonia.

La investigación publicada en junio generó pesquisas oficiales tanto en Polonia como en Alemania. Thomas Will, subdirector de la fiscalía especial alemana que investiga crímenes de los nazis, dijo el lunes que ha hallado evidencia suficiente para recomendar que los fiscales estatales pidan cargos de homicidio contra Karkoc.

"Hemos determinado que se cumplen los requisitos para pedir cargos de homicidio", afirmó. La investigación de la AP halló que Karkoc se encontraba en el área de la matanza, pero no descubrió prueba alguna que lo ligara directamente con las atrocidades.

Sin embargo, un documento de la pesquisa recién descubierto, que se encontraba en el archivo de la agencia de inteligencia ucraniana, revela que un soldado que estaba bajo el mando de Karkoc declaró en 1968 que éste ordenó atacar el poblado de Chlaniow en represalia por el asesinato de un mayor de las SS. El mayor, asesinado por miembros de la resistencia, encabezaba la Legión Ucraniana de Autodefensa, en la que Karkoc mandaba una compañía.

Una lista alemana de turnos de la unidad confirma que el soldado Ivan Sharko, un ucraniano, estaba bajo el mando de Karkoc en aquel entonces.