El senador hispano Marco Rubio dijo el sábado por la noche durante una cena con un grupo que se opone a los gays que los asuntos morales necesitan ser parte de un debate del gobierno.

El debate que deberíamos tener es en qué valores y moral se debería ocupar nuestro país

"El bienestar moral de nuestra nación nos compete a todos. Es un asunto de competencia de todos", destacó Rubio en medio del aplauso de los asistentes a una cena para recaudar fondos que ofreció la organización Florida Family Policy Council (Consejo de Política Familiar de Florida). "El debate que deberíamos tener es en qué valores y moral se debería ocupar nuestro país".

Rubio dejó de ser el preferido de algunos conservadores por haber colaborado en la redacción de un proyecto de reforma de la ley de inmigración, pero con toda claridad cuenta todavía con el apoyo de los conservadores sociales que asistieron a la cena. Después de dar su discurso un hombre gritó: "¡Rubio para presidente!" seguidos de los aplausos de otros.

Rubio es un posible candidato republicano a la presidencia para las elecciones de 2016. En 2010 ganó su escaño con el apoyo del movimiento conservador Tea Party sin tener mucha experiencia y parece estar dedicado a seguir obteniendo el apoyo de los conservadores.

"Los valores que necesitamos para triunfar"

"El sueño americano no puede salvarse a menos que nuestra gente tenga los valores que necesitamos para triunfar", destacó Rubio. "Estos no pueden ser enseñados por el gobierno y no se enseñarán por el tornado de contenido de espectáculos y los mensajes de los medios que rodean a nuestros hijos todos los días", agregó.

La cena para recaudar fondos fue organizada para el grupo que presentó una petición para prohibir el matrimonio gay en la boleta estatal. La enmienda constitucional fue aprobada por los votantes en 2008.

Los videos antes y después del discurso de Rubio hablaban contra el matrimonio de los gays, los instructores gay entre los scouts y que no se permita que las personas que se han cambiado de sexo enseñen en las escuela

Los videos mostrados antes y después del discurso de Rubio mostraban a su presidente, John Stemberger, mientras hablaba contra el matrimonio de los gays, los instructores gay entre los scouts y que no se permita que las personas que se han cambiado de sexo enseñen en las escuelas.

La presentación tuvo lugar un poco más de una semana después que Rubio votara contra un proyecto de ley que habría prohibido la discriminación contra los gays en centros de trabajo.

Aunque Rubio no mencionó el debate de los derechos de los gay en su discurso de 22 minutos, se refirió con fuerza a asuntos en favor de la religión y la moralidad. "Escuchamos que se mantenga a dios fuera de las escuelas, que se mantenga a dios fuera de la política, que se mantenga a dios fuera de las vidas de las personas", dijo Rubio. "Este es un debate ridículo, porque dios está en todo lugar a toda hora", añadió.

Destacó que Estados Unidos debería hacer más para fomentar los valores estadounidenses y proteger el derecho de credo de las personas en todo el mundo. "Deseo que tengan en cuenta el vacío que se produciría si Estados Unidos deja de tener una presencia mundial. Tomen en consideración las voces diabólicas y de odio que probablemente llegarían hasta aquí y se apoderarían de nuestro país", destacó.