Tiroteo en Pittsburgh
'AJ' Willet,  de 16 años, enfrenta a varios cargos por disparar a unos alumnos de secundaria de Pittsburgh. @PamelaOsborne

Un estudiante ha sido detenido por disparar a cuatro alumnos secundaria de Pittsburgh que se dirigían a su vehículo.

Los heridos se encuentran estables El acusado, Anjohnito Willett Jr., de 16 años, dijo a la policía que la agresión fue en represalia porque lo golpearon durante un robo relacionado con drogas el mes pasado en la escuela.

Willett está detenido bajo cuatro cargos de intento de homicidio, agresión con agravantes y de poner en peligro la vida de un menor. También se le acusa de poseer ilegalmente un arma de fuego.

Willett hirió a tres estudiantes y disparó contra otro más mientras se dirigían a un vehículo para ir a casa tras terminar la jornada escolar en la secundaria Brashear a eso de las 2:45 de la tarde, dijo el teniente de la policía Kevin Kraus.

Aparentemente las heridas de las víctimas, todos varones, no son graves, según la portavoz policial Diane Richard. Uno fue herido a sedal y otro sufrió una herida superficial en el cuello.

El tercero fue herido de bala en un brazo y un pie, y todos estaban estables el miércoles por la noche, indicó Richard.

Sin cargos por el robo

Willett está en espera de la instrucción de cargos, que probablemente será el jueves por la mañana en el Tribunal Municipal de Pittsburgh.

Kraus no dio detalles sobre el incidente de octubre que detonó el tiroteo del miércoles, pero dijo que Willett no había regresado a la escuela desde entonces. La policía escolar de Pittsburgh investigó el robo del 18 de octubre pero no pudo presentar cargos porque Willett no identificó a sus agresores, diciendo a los investigadores que "él se encargaría del asunto", señaló Kraus.

Ebony Pugh, vocera de las escuelas púbicas de Pittsburgh, confirmó que Willett no había vuelto a la escuela y que funcionarios escolares habían mantenido contacto con sus padres.

"Pienso que ellos estaban considerando llevárselo a otro lugar", dijo Pugh. Kraus dijo que la policía no planea presentar cargos a ninguno de los heridos por su presunta participación en el robo.

Brashear, una secundaria de unos 1.400 estudiantes y 100 maestros ubicada a unos 3,2 kilómetros (dos millas) del centro, fue cerrada brevemente pero se permitió que los estudiantes salieran unos 90 minutos después de la balacera.