Exprisionero de Guantánamo es deportado nuevamente a Uruguay

Un ex presidiario de Guantánamo que fue recibido como refugiado en Uruguay ha regresado a la nación sudamericana después de ser deportado por Marruecos por tener un pasaporte falso, informó la...

Un ex presidiario de Guantánamo que fue recibido como refugiado en Uruguay ha regresado a la nación sudamericana después de ser deportado por Marruecos por tener un pasaporte falso, informó la policía el lunes.

Abu Wa'el Dhiab llegó el sábado a Montevideo desde Brasil, dijo el director de la Policía, Mario Layera a The Associated Press.

“Toda persona que llega deportada al país es interrogada por Interpol. Dhiab declaró que pretendía viajar a Turquía, pero que al hacer escala en Marruecos pretendió salir del aeropuerto y allí le detectaron un pasaporte tunecino falso”, señaló el jefe policial. “Dijo que el pasaporte lo había adquirido su familia, pero no quiso decir dónde ni cómo se lo dieron”.

No existe registro migratorio de cuándo ni cómo Dhiab salió de Uruguay, lo que hace suponer que cruzó la frontera con Brasil por vía terrestre, como ya hizo en otra oportunidad. Sin embargo, las autoridades brasileñas no han confirmado que Dhiab volara desde allí a Marruecos, aseguró Layera. Tampoco ha llegado información oficial desde Marruecos, añadió.

Al llegar deportado al aeropuerto de Carrasco, la terminal aérea de Montevideo, presentó documentos legales uruguayos por lo que el juez que fue informado del caso determinó que no cometió delito alguno en el país, señaló.

“Dhiab agregó que seguirá intentando irse y que su razón de vivir es volver a reunirse con su familia”, afirmó Layera.

Se trató al menos el tercer intento del ex prisionero por abandonar Uruguay. En diciembre de 2016, Dhiab intentó ingresar a Sudáfrica sin suerte y volvió deportado al país. En julio de ese año el sirio, que se desplaza con muletas, desapareció varias semanas. Había viajado a Venezuela, cuyas autoridades lo devolvieron a Uruguay.

El ciudadano sirio manifestó reiteradamente que no se sentía a gusto en Uruguay y pidió que se le permitiera viajar a otro país. Incluso, realizó una huelga de hambre en setiembre de 2016, luego de regresar de Venezuela, para que se le escuchara su demanda. En aquella oportunidad fue hospitalizado dos veces debido a su estado de debilidad extrema.

Cuando estuvo en Guantánamo, Dhiab llamó la atención internacional por sus huelgas de hambre y enfrentamientos con guardias. Estados Unidos ha usado su base en Cuba desde enero de 2002 para retener a sospechosos de tener vínculos con Al Qaeda y el Talibán, cuyos casos nunca fueron juzgados.